21 de mayo de 2019
16 de abril de 2008

Economía/Macro.- El diferencial de España con la zona euro se reduce por segundo mes consecutivo y se sitúa en 1 punto

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El diferencial de precios de España con la zona euro se redujo en marzo por segundo mes consecutivo y se situó en 1 punto debido a los incrementos del IPC registrados en el tercer mes del año, hasta el 4,6% en tasa interanual en el caso español y hasta el 3,6% en la zona euro, según el dato publicado hoy por la oficina europea de estadísticas, Eurostat.

De esta forma, España consigue reducir ligeramente el diferencial de precios, que se mantuvo en diciembre y en enero en 1,2 puntos, y se redujo hasta 1,1 puntos en febrero, cifras que, según el Ministerio de Economía y Hacienda, son similares a la media que registra este índice desde la entrada de España en la Unión Económica y Monetaria.

El ya confirmado secretario de Estado de Economía, David Vegara, aseguró, el pasado mes de marzo, que la reducción de este diferencial es uno de los principales retos de la economía española de cara al futuro.

A pesar de reducir el diferencial con la eurozona, España ha subido dos puestos en el ranking de inflación en marzo al adelantar a Chipre y a Grecia, y se ha convertido así en el segundo país de la eurozona con la tasa de inflación interanual más alta, sólo por detrás de Eslovenia (6,6%).

A España le siguieron Bélgica, Grecia, Chipre y Luxemburgo, todos ellos con una tasa del 4,4%; Malta (4,3%); Irlanda (3,7%); Finlandia e Italia (3,6%) y Francia y Austria, con un 3,5%.

Finalmente, los últimos puestos los ocuparon Países Bajos, con un inflación interanual del 1,9%; Portugal, con una tasa del 3,1% y Alemania, con un 3,3%.

La inflación de la zona euro aumentó en marzo un 1% mensual y se situó en el 3,6% en términos interanuales, tres décimas más, alcanzado su máximo nivel en la historia.

Se cumplen así los pronósticos de la Comisión Europea y del BCE, que llevan varios meses advirtiendo de que el IPC se mantendría elevado durante los primeros meses de 2008 como consecuencia de las alzas del precio del petróleo y de alimentos.