26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 20 de octubre de 2008

    Economía/Macro.- Espinosa dice que la crisis no puede ser una "disculpa" para retrasar lucha contra el cambio climático

    La ministra respalda las propuestas de la Comisión sobre reparto de esfuerzos y critica la postura de Italia

    LUXEMBURGO, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, dijo hoy que la crisis económica no puede ser una "disculpa" para retrasar o abandonar la lucha contra el cambio climático sino "todo lo contrario", ya que una de las causas de la desaceleración es la excesiva dependencia de los altos precios el petróleo que podría corregirse con una apuesta decidida por las energías renovables.

    Espinosa explicó que España está "prácticamente de acuerdo" con las propuestas de la Comisión para el reparto nacional de los objetivos de lucha contra el cambio climático afirmó que "lo más importante ahora" es "tratar de cortar esas corrientes como puede ser la de Italia de retrasar el acuerdo post-Kioto".

    La ministra hizo estas declaraciones a la entrada de la reunión del Consejo de Medio Ambiente de la UE, que tiene como objetivo acercar posturas sobre el reparto nacional de los objetivos que se ha fijado la Unión Europea para luchar contra el cambio climático, el denominado triple 20 para 2020 (20% de reducción de emisiones, 20% de cuota de renovables y 20% de ahorro energético).

    La reunión se celebra después de que los jefes de Estado y de Gobierno hayan ratificado estos objetivos en la cumbre celebrada en Bruselas el pasado jueves y se hayan comprometido a llegar a un acuerdo sobre el reparto nacional en diciembre. Y ello pese a las dudas expresadas por Alemania, Italia y los países de la ampliación, que alertaron del impacto negativo de estas medidas sobre la industria, sobre todo en un momento de crisis económica.

    "La crisis económica no puede ser una disculpa al cambio climático sino todo lo contrario. Sabemos que parte de la crisis, independientemente de los temas financieros, también tiene una base muy fuerte en todo lo que es la utilización de productos vinculados con energía y recursos fósiles", insistió Espinosa. A su juicio, la actual situación es una "oportunidad" para impulsar un "desarrollo sostenible" y fomentar las energías renovables.

    Espinosa también rechazó las pretensiones de descafeinar o retrasar la norma para recortar las emisiones de CO2 de los coches. "Es cierto que exige un proceso importante de investigación, desarrollo e innovación en toda la industria del automóvil que tiene que empezar ya. Por lo tanto no podemos esperar al año 2012 a tomar el acuerdo definitivo", indicó. También se opuso a que el nivel de emisiones autorizado se quede en 160 o 180 gramos de CO2 por kilómetro (frente a los 130 gramos que propone Bruselas) porque ello no supondría ninguna mejora respecto al nivel actual.

    La ministra aseguró que su departamento y el de Industria están "trabajando conjuntamente" en la negociación de la norma sobre los coches y dio que la "prueba evidente" es el esfuerzo que se está haciendo por "la implantación y la fabricación del coche eléctrico en España".

    Por lo que se refiere al paquete sobre clima y energía, Espinosa explicó que para España es "irrenunciable" que el año de referencia utilizado para calcular la reducción de emisiones que corresponde a cada país sea 2005 y no 1990 como piden los países de la ampliación.

    "Hay otra serie de temas donde se puede ser más flexible. Pero nuestra postura resumen es que estamos prácticamente de acuerdo con lo que es la propuesta de a Comisión, salvo en temas muy concretos", concluyó.