19 de noviembre de 2019
14 de enero de 2009

Economía/Macro.- La Eurocámara aprueba una norma para liberalizar el mercado del armamento en la UE

ESTRASBURGO (FRANCIA), 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo respaldó hoy una directiva cuyo objetivo es obligar a los Estados miembros a permitir más competencia en los contratos públicos de armamento, que representan 80.000 millones de euros al año. Bruselas considera que, en la actualidad, los países comunitarios excluyen de forma indebida de la obligación de licitación pública a la mayoría de los contratos de defensa, ya que sólo el 10% salen a concurso.

El argumento que utilizan los Estados miembros para excluir la mayoría de los contratos de defensa de los procedimientos de licitación que exige la normativa comunitaria es que están en juego sus "intereses esenciales de seguridad". Estas prácticas, según la Comisión, contradicen la jurisprudencia del Tribunal de Justicia y ponen en riesgo la apertura de los mercados de defensa entre los países de la UE.

Una de las razones que explican este problema, admite el Ejecutivo comunitario, es que las actuales reglas comunitarias de licitación pública, que se aplican también a los contratos de defensa, no son suficientemente flexibles para este sector. Por ello se aprueba ahora una legislación específica que se aplicará a los contraltos de armas, municiones y material de guerra, y a trabajos y servicios relacionados.

La nueva directiva --que el pleno de la Eurocámara ha adoptado con 597 votos a favor, 69 en contra y 33 abstenciones y que ya ha sido objeto de acuerdo con los Veintisiete-- tiene por objetivo la creación de un verdadero mercado europeo de equipos de seguridad y defensa adecuado para la adjudicación de contratos públicos.

Se trata de disminuir la fragmentación del mercado y reforzar la competencia, sin interferir en la soberanía de los Estados miembros y teniendo siempre en cuenta que la seguridad nacional es responsabilidad exclusiva de los países.

La norma da una mayor flexibilidad a la hora de licitar contratos militares para tener en cuenta las especificidades del mercado de la defensa, como la confidencialidad de la información y la seguridad del abastecimiento.

Los representantes del Parlamento Europeo en las negociaciones lograron mantener una serie de disposiciones sobre la necesidad de promover la transparencia y la no discriminación en la concesión de contratos. Además, se clarificarán las normas de subcontratación, de forma que las pymes lo tengan más fácil para acceder al mercado.

La nueva legislación incluye una lista de tipos de contrato que permanecerán fuera del ámbito de aplicación. Entre ellos, los contratos internacionales firmados con terceros países.

La UE gasta en armamento menos de la mitad que Estados Unidos (en 2007, 180.000 millones de euros frente a 480.000 millones) y dedica a la investigación en este sector una sexta parte que los norteamericanos.