19 de agosto de 2019
  • Domingo, 18 de Agosto
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 2 de febrero de 2009

    Economía/Macro.- Méndez acusa a Industria de no implicarse en el diálogo social y pide a la banca que "abra el grifo"

    MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general de UGT, Cándido Méndez, reconoció hoy que está habiendo problemas en el diálogo social, pero no por culpa del Ministerio de Trabajo, sino de otros ministerios, como los de Industria, Ciencia y Educación, "que no se están implicando" del modo en que deberían.

    Méndez, en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, se mostró convencido de que esta actitud ante el diálogo social no se debe a que dichos ministerios carezcan de voluntad, sino a su desconocimiento sobre cómo ha de funcionar este proceso.

    El dirigente sindical admitió que hace unos días se reunió, junto a su homólogo de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien les trasladó su deseo de que el diálogo social se acelere para ofrecer resultados, una demanda que es compartida por los sindicatos.

    Méndez garantizó que los sindicatos están "luchando decididamente, con fuerza y firmeza" contra la crisis económica y mediante la vía del diálogo social y también de la movilización, como las que están llevando a cabo en algunas comunidades para protestar por la presentación de expedientes de regulación de empleo (ERE). "Estamos haciendo lo que debemos, con espíritu de responsabilidad y en función de lo que necesita nuestro país y nuestro país si algo necesita ahora es seguridad y confianza, porque la inseguridad y desconfianza son las madres de todos los desastres", enfatizó Méndez.

    En este sentido, el secretario general de UGT criticó los mensajes que se están lanzando desde el Banco de España y desde la patronal a favor del abaratamiento del despido, ya que ello no genera confianza, sino todo lo contrario.

    En este punto, confío en la palabra del presidente de que no abordará reformas sin consenso, al tiempo que advirtió de que abaratar el despido, además de no resolver los problemas, generaría un "grave conflicto social".

    "Cualquier patrón de barco o cualquier piloto que quiere llevar el barco con una cierta seguridad dentro de la tempestad, lo último que debe hacer es tirar a los tripulantes por la borda, porque son los que tienen que subirse al mástil", subrayó.

    A Méndez tampoco le gusta que los empresarios estén cuestionando el modelo de determinación salarial vigente desde hace varios años y en el que se toma como referencia el objetivo de inflación del Banco Central Europeo (BCE). "No comprendemos que los empresarios quieran alterar este modelo, que es flexible. Nos resulta imcomprensible y esperamos que rectifiquen", agregó.

    El dirigente sindical cree además que, ante la crisis, deben existir respuestas coordinadas de la Unión Europea, como pide la Confederación Europea de Sindicatos (CES), que está preparando movilizaciones para que cada país "no salga" de esta crisis "haciendo la guerra por su cuenta". En España, dichas movilizaciones se realizarán hacia mediados de mayo, según avanzó Méndez.

    RESPONSABILIDAD EN LOS BANCOS. El secretario general de UGT se refirió también a la reunión que mantendrá Zapatero con el sector financiero esta misma tarde, confiando en que la respuesta de la banca a las demandas del presidente de que den crédito sea positiva.

    "Si no lo hacen, la situación se pondría bastante mal. Los bancos deberían ejercitar su reputación social en una situación general de beneficios y cuando han recibido 100.000 millones de euros en avales del Estado para que puedan tener solvencia y liquidez", manifestó.

    En todo caso, Méndez recordó al sector de la banca que si no responden favorablemente "su responsabilidad será muy seria". "Que no quepa la menor duda de que si se sigue destruyendo empleo porque los bancos han cerrado el grifo, tendrán bastante, gran parte de la responsabilidad, en el recrudecimiento de la crisis para distintos estamentos de la sociedad", advirtió.