3 de junio de 2020
23 de julio de 2008

Economía/Macro.- Ocaña asegura que un déficit de unas décimas es "perfectamente asumible" por el Estado

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, recordó hoy que las cuentas públicas de la Administración central podrían registrar un déficit de décimas, pero "no de puntos", y aseguró que esa situación sería "perfectamente asumible" después de años en los que se "ha ahorrado mucho".

En una entrevista en Radio Nacional de España (RNE) recogida por Europa Press, Ocaña señaló que, además, el país sigue "muy por debajo" de la media europea y de las cifras registradas por Estados como Francia, Alemania o Reino Unido.

Respecto a la reunión que mantendrán hoy el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, el secretario de Estado de Hacienda comentó que ambas partes están de acuerdo en el mensaje de austeridad y que el Estado "ya se está apretando el cinturón" para poder mantener compromisos como el gasto social o la continuidad en los proyectos de infraestructuras.

En este sentido, Ocaña aseguró que si el Estado ha ahorrado durante cuatro años "no ha sido por el placer de gastar menos", sino para tener "caja" con la que hacer frente a esta situación.

Preguntado por las declaraciones realizadas ayer por el ministro de Economía, Pedro Solbes, en las que aseguraba que permitir que las comunidades autónomas registraran déficit en 2009 no supondría abandonar la estabilidad presupuestaria, Ocaña explicó que eso se debe a la aplicación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que prevé que cuando la economía crece por debajo del 2% se pueda incurrir en cierto déficit.

Sobre el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) celebrado ayer en Madrid, el secretario de Estado de Hacienda indicó que el objetivo del encuentro "no era acordar nada", sino intercambiar opiniones.

Para Ocaña, "es normal" que ninguna comunidad autónoma esté "completamente satisfecha" con la propuesta del Ejecutivo y aseguró que eso se debe a que el proyecto del Gobierno es "un punto de encuentro" y no un modelo inspirado en las demandas de una región en concreto.