22 de febrero de 2020
12 de agosto de 2008

Economía/Macro.- El PP asegura que las diferentes posiciones que mantiene sobre financiación "no son incompatibles"

VALENCIA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, aseguró hoy que las posiciones del PP andaluz, de Castilla y León, del murciano y del valenciano en relación a la financiación autonómica "no son incompatibles", sino que son "fácilmente conciliables". "Las posiciones verdaderamente irreconciliables, me parece, son las del Gobierno catalán y el español", apostilló.

González Pons respondió de esta manera a las preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de un pacto del Consell con el Govern catalán en materia de financiación, así como sobre la petición del Gobierno valenciano de 1.000 millones de euros al Ejecutivo central.

Al respecto, afirmó que el PP es partidario de que Cataluña "mejore su financiación". Sin embargo, matizó que se opone a la "financiación cerrada del Estatuto de Cataluña, al considerar que no es lugar para cerrar un modelo de financiación" porque "lo petrifica".

Además, advirtió de que el Estado autonómico no sobrevivrá si las comunidades autónomas "establecen relaciones bilaterales con el Estado". Deben ser, dijo, encuentros "multilaterales".

Eso no quiere decir, apuntó, que tanto en Cataluña como en la Comunitat "haya un millón más" de habitantes que "deben recibir la financiación adecuada". Al respecto, afirmó que en España, desde que se cerró el modelo de financiación, "hay cinco millones más de ciudadanos" que reciben y pagan las comunidades autónomas los servicios sociales, pero que no se reconoce, apostilló.

En este sentido, subrayó que "hay que mejorar la financiación catalana, pero no a través del Estatut", sino a través de un acuerdo de todos los partidos políticos y con todas las comunidades autónomas, explicó. Esta es, dijo, "la posición de la Comunitat".

González Pons recordó que hay otras autonomías que sostienen "y con razón" que "eso no debe ir en contra de que el resto de comunidades tengan un sistema de financiación que también se adapte a sus necesidades".

Es una situación a la que el Gobierno "debe de darle respuesta". El problema, dijo, es que la crisis hace que haya menos ingresos y, por lo tanto, es un año en el que "no habría que consolidar las cifras sin tener encima de la mesa las cifras reales de los tributos españoles en los próximos meses". Por ello, pidió flexibilidad, unidad y solidaridad.