20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 7 de febrero de 2010

    Economía/Macro.- Solbes advierte del riesgo de que la crisis se repita si no se resuelven todos los problemas

    MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El ex vicepresidente económico Pedro Solbes ha advertido del peligro de que la crisis económica se vuelva a producir si no se "tocan" todos los problemas que se han planteado en el mundo económico y si no se ponen los medios suficientes para que esto no vuelva a suceder en el futuro.

    "Estamos saliendo de la parte peor de la caída de la demanda, pero eso no quiere decir que los problemas estén resueltos ni muchísimo menos", señala Solbes en una entrevista concecida a la revista 'Auditores' y recogida por Europa Press, donde insiste en que hay que evitar "a cualquier precio" parar las reformas.

    En este sentido, reconoce que le produce "cierto temor" la idea de que una vez que se inicie la recuperación se pueda caer en la tentación de olvidar los cambios. "Eso es muy grave porque yo creo que la crisis no está superada", añade.

    De hecho, considera que los problemas que se han detectado a lo largo de la crisis aún "no se han corregido" y que ésa es la razón por la que el sistema financiero "no está funcionando" y sigue muy apoyado en los bancos centrales.

    Sí que admite que el Banco Central Europeo (BCE) ha empezado a dar alguna señal al ir modificando algo una política tan flexible en términos monetarios, aunque aún no se ha logrado un funcionamiento "normal" del sistema financiero. "Es muy difícil que se logre mientras no se recupere la confianza en el mismo", afirma.

    De cara al futuro, Solbes aventura más regulación en el sistema financiero, lo que supondrá "probablemente" algo más de ingresos para el ahorrador, algo más de coste para el utilizador de la inversión y, en todo caso, más garantías para el inversor.

    A su parecer, hay que buscar el equilibrio adecuado entre las garantías que se dan al inversor y las garantías de que las entidades financieras sean solventes sin ir a una "regulación excesivamente cara" que impida disponer de recursos suficientes para la actividad económica necesaria.

    El ex ministro admite que el mundo ha vivido "sin duda" la crisis más fuerte desde el año 29 y cree necesario "ser conscientes" de que el crecimiento en el futuro "no será tan potente" como en los últimos años, lo que obliga a ser "más eficientes". "Eso trae consigo que tengamos que poner encima de la mesa nuevas ideas y al mismo tiempo nuevas reformas que nos permitan ser competitivos", subraya.

    QUEDA MUCHO POR HACER.

    En el caso de España, se muestra convencido de que la salida de la crisis llegará por el lado de las exportaciones, que se notará después en un crecimiento del consumo privado y que finalmente llegará el impulso de la inversión.

    "Eso es lo que vamos a empezar a ver a partir de ahora, y por tanto, aceptando la tesis, que yo creo que es correcta, de que lo peor de la crisis ha pasado, no quiere decir que la crisis está superada. Hay que seguir trabajando pues aún queda mucho por hacer", señala.