2 de marzo de 2021
11 de septiembre de 2008

Economía/Macro.- Solbes confía en las medidas del Gobierno para "corregir las tensiones de liquidez" de la economía

El PP recomienda a Zapatero "dos tardes de barniz" en temas económicos

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, aseguró hoy que las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo permitirán que las "tensiones de liquidez se vayan corrigiendo" y, aunque admitió que "no resuelven todos los problemas", insistió en que "sin duda ayudan".

Solbes realizó estas afirmaciones en el debate que mantuvo con el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. El dirigente 'popular' le interpeló acerca de las medidas de apoyo a familias y empresas españolas que piensa adoptar su Gobierno para evitar su "estrangulamiento" financiero.

En este sentido, el ministro admitió que las iniciativas tomadas hasta ahora por el Gobierno "no resuelven todos los problemas, pero sin duda ayudan". Así, destacó que "esfuerzos fiscales" como la devolución de los 400 euros o el apoyo a través de las líneas de crédito del ICO en la financiación de las pymes, así como a constructoras e inmobiliarias, permitirán que las "tensiones de liquidez se vayan corrigiendo".

El vicepresidente recalcó que el problema hipotecario estadounidense "no tiene nada que ver con España", aunque admitió que los recelos de los mercados financieros internacionales hacen que la financiación externa de la economía española "sea más difícil", lo que redunda en la actividad crediticia interna.

Asimismo, precisó que la "responsabilidad" respecto a la liquidez está en el sistema financiero, que a su juicio "está funcionando de manera razonablemente correcta" y, si bien admitió "más dificultades de recurso al exterior", las peticiones de entidades españolas al BCE en su papel de prestamista de último recurso son muy pequeñas.

LA SITUACIÓN SE RESOLVERÁ EN EL FUTURO.

Según argumentó, los problemas de financiación externa de la economía española no responden a una falta de competitividad, sino que se han visto agravados por las crisis en el sector de la construcción residencial, por lo que mostró su confianza en que su ajuste conduzca a que la situación se vaya resolviendo "en el futuro".

Por su parte, Montoro acusó a los socialistas de haber multiplicado "por tres o cuatro" el déficit exterior de la economía española, y denunció el aumento de la prima de riesgo para las inversiones extranjeras en España por la "falta de un liderazgo político" ante la crisis.

En este sentido, le reclamó que "se ponga a trabajar" empezando por contener el gasto público para evitar que el déficit de la Administración se convierta en un "agujero negro" que absorba la financiación para familias y empresas ante la "pasividad" del Ejecutivo.

"Claro que se corregirá el déficit exterior en el futuro: lo hará con un parón económico que se va a llevar por delante nuestro tejido productivo y cientos de miles de puestos de trabajo", apuntó el dirigente del PP, quien añadió que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "necesita dos tardes, pero de barniz" en temas económicos, a juzgar por las medidas que ha presentado hasta ahora.

NO HAY SOLUCIONES A CORTO PLAZO.

El ministro de Economía descartó una solución a corto plazo para el déficit exterior, ya que ésta tendría que pasar por una reducción de la dependencia del petróleo, junto a la mejora de las exportaciones y "una cierta moderación" de las importaciones.

"Hay que tener en cuenta el papel que ha jugado el petróleo en ese déficit", señaló Solbes, quien aseguró que la dependencia energética española es algo que se arrastra desde el periodo en el que gobernó el PP.

"El que luego suba el precio (del crudo) no es culpa suya ni mía, pero hay que pagarlo", incidió. No obstante, matizó que en términos de exportaciones, España no lo ha hecho tan mal, y recordó que el sector exterior tuvo por primera vez una aportación positiva al PIB durante el segundo trimestre del año.