24 de mayo de 2019
  • Jueves, 23 de Mayo
  • 17 de noviembre de 2008

    Economía/Macro.- Solchaga cree que, tras la cumbre, se pueden conseguir resultados inmediatos y a medio plazo

    MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El ex ministro de Economía y Hacienda Carlos Solchaga se mostró hoy "contento" por las conclusiones de la cumbre del G-20 y consideró que lo conseguido en Washington hace pensar que "inmediatamente y a medio plazo" se van a conseguir resultados.

    En declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, Solchaga destacó que el encuentro del pasado sábado ha conseguido dos objetivos "a corto plazo": que haya un diagnóstico y unas medidas contra la crisis similares entre todas las potencias, y que se se haya evitado que cada uno "busque medidas individuales a costa de empobrecer al vecino".

    A esto se suma, según Solchaga, la elaboración de una agenda a medio plazo "inteligente y sensata", y basada en principios "generalmente compartidos" por los países presentes en la reunión.

    Según Solchaga, los países deberían aprovechar ahora la libertad "que se ha dado a todo el mundo para aumentar el déficit público", porque, en su opinión, se necesitan más medidas de impulso fiscal.

    "Estamos en algo muy próximo a una trampa de la liquidez, es decir, una situación en la que tú das dinero a la gente, pero la gente, ya sean bancos que no lo prestan o ciudadanos que no lo gastan, no lo utiliza inmediatamente en generar riqueza", añadió.

    Ante esta situación, el ex ministro de Economía y Hacienda propuso que se creen más puestos de trabajo mediante programas de inversión pública, porque si la gente sigue con la renta que tiene actualmente, "en las condiciones de depresión anímica actual", los ahorros no se van a transformar en gasto.

    Preguntado por la recuperación de la economía, Solchaga consideró podría empezar a remontar "en algún momento del ultimo trimestre del año que viene".

    Para ello, el ex ministro de Economía y Hacienda consideró que se tendrán que poner los mercados financieros "en orden" y que las políticas macroeconómicas se tendrán que tomar "con decisión", para que la gente vea que el Gobierno "está responsablemente al timón".