21 de marzo de 2019
17 de noviembre de 2008

Economía/Macro.- Vegara defiende el resultado de la Cumbre, sus "potentes" mensajes y el diagnóstico alcanzado

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, defendió hoy el resultado de la Cumbre del G-20 celebrada este fin de semana en Washington por los mensajes "muy potentes e importantes" que han salido de la misma, así como por el diagnóstico que han realizado los asistentes y que ha ido a la "raíz" de los problemas.

Vegara, en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, negó que la declaración final de la Cumbre no vaya a servir para nada e insistió en que de ella han surgido cuatro ideas que son muy relevantes.

En primer lugar, la necesidad de coordinar los estímulos, tanto desde la perspectiva fiscal como monetaria; en segundo lugar, diseñar una nueva regulación en los mercados financieros que evite que en el futuro se repitan los sucesos actuales; en tercero, reformar las instituciones financieras internacionales para incorporar nuevos actores, como los países emergentes, y en cuarto y último lugar, la necesidad de no caer en una dinámica proteccionista "que pusiera más presión y empeorara las cosas".

"Por las diferencias de visión que hay alrededor de la mesa son cuatro mensajes muy potentes e importantes. La Cumbre y el diágnostico que ha hecho va a a la raíz de los problemas y aporta las soluciones que desde la perspectiva macroeconómica deben abordarse", explicó Vegara.

El secretario de Estado de Economía aseguró además que la Cumbre de Washington no sólo ha abordado qué respuestas dar ante la crisis actual a través de una mayor coordinación, de estímulos y de acciones conjuntas, sino que también ha tratado, desde el ámbito de la regulación y la supervisión, cómo impedir que la situación vuelva a repetirse.

EL G-20 SE HA QUEDADO PEQUEÑO.

Vegara subrayó que los mercados financieros deben funcionar adecuadamente, sin volver al proteccionismo y existiendo confianza, pues son tres condiciones fundamentalmes para que la economía real también funcione. Por ello gran parte de las medidas contempladas en el plan de acción de la Cumbre se basan en recuperar la confianza en los mercados financieros y en que el crédito vuelva a fluir.

"Es una condición absolutamente necesaria, pero sin duda no es suficiente, porque aparte de la situación de los mercados financieros, tenemos una dinámica en los últimos años de algunos excesos que hay que corregir", reconoció.

Vegara se mostró convencido de que España debe seguir participando en las próximas Cumbres del G-20 por su peso económico, por la importancia del sistema financiero español y su dimensión internacional, y por las experiencias de regulación y supervisión del Banco de España, que han sido alabadas por el Reino Unido, país anfitrión de la próxima reunión.

El secretario de Estado afirmó que la globalización y los mecanismos de representatividad de la economía mundial y de la toma de decisiones han dejado al G-8 actual en una posición en la que ya no representan la economía mundial, algo que también pasa con el G-20, que deja fuera a algunos países que deben estar, como es el caso de España.

En cualquier caso, Vegara indicó que el objetivo no "es estar por estar", sino que precisó que la participación española tiene que notarse aportando soluciones y debatiendo alternativas.