18 de febrero de 2020
12 de agosto de 2008

Economía/Macro.- Weber (BCE) admite que Alemania crecerá menos de lo previsto en el segundo trimestre

FRANCFORT (ALEMANIA), 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Axel Weber, reconoce que la economía alemana experimentará un crecimiento por debajo de lo previsto en el segundo trimestre, aunque descartó la posibilidad de que entre en recesión y subrayó que el principal desafío en política monetaria sigue siendo lograr la estabilidad de precios.

En una entrevista concedida al diario germano 'Stuttgarter Zeitung', que será publicada mañana, el 'halcón' del BCE apunta que el crecimiento de Alemania entre abril y junio podría contraerse tres décimas en términos trimestrales y señaló que la actividad del país atravesará un periodo "seco" en los meses venideros, aunque excluye la posibilidad de que entre en recesión.

En este sentido, el banquero alemán opina que este retroceso no es una sorpresa y se debe a una corrección técnica tras el "extremadamente fuerte" inicio del año, así como por los especialmente altos precios de la energía durante el trimestre.

"No existen razones para pintar las proyecciones a medio plazo en colores tan oscuros como algunos analistas hacen ahora", dijo Weber, quien pronosticó que la economía alemana crecerá casi un 2% en 2008 y alrededor del 1% en 2009. La Oficina Federal de Estadística de Alemania publicará el próximo 14 de agosto una primera estimación del crecimiento del PIB alemán en el segundo trimestre, que, según la prensa, podría incluso presentar una contracción de hasta el 1%. Por otro lado, el presidente del Bundesbank advierte de que la crisis financiera bien podría continuar en 2009 y señala que no espera que la inflación en la eurozona, que se encuentra en máximos históricos, baje hasta el objetivo del 2% marcado por el BCE este año o el siguiente.

"No esperamos que la tasa de inflación en la zona euro descienda por debajo del 2% este año o el próximo", señala Weber, quien reitera que el BCE debe prevenir la formación de expectativas en la gente de que la inflación se mantendrá a los niveles actuales en el medio plazo.