24 de abril de 2019
  • Martes, 23 de Abril
  • 20 de junio de 2008

    Economía/Motor.- El precio medio de los coches cae un 2% en mayo, hasta 21.322 euros

    MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Los automovilistas españoles pagaron una media de 21.322 euros por la compra de su automóvil durante el pasado mes de mayo, lo que se traduce en un retroceso del 2% en comparación con las cifras del mismo mes de 2007, informó hoy la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto).

    Faconauto explicó que la subida del precio del petróleo, así como de las materias primas y de los productos básicos "parece no haber tenido su reflejo sobre el precio de los automóviles, que destaca como uno de los pocos sectores deflacionistas en estos momentos".

    La patronal de los concesionarios señaló que las tarifas de los precios de los coches se han mantenido "prácticamente estables", por lo que el IPC de los automóviles registró una bajada del 0,6%, "gracias a la mayor actividad promocional y al mejor impuesto".

    Los automovilistas españoles se decantaron en mayo por vehículos con un tamaño más reducido (-1,3%) y con una batalla media más reducida, de 2.620 milímetros (-0,03%). Faconauto indicó que la entrada en vigor del nuevo impuesto de matriculación "ha impulsado las ventas de los vehículos situados en el primer tramo del impuesto y que se corresponden directamente con coches de menor tamaño".

    Asimismo, la eficiencia energética de los motores adquiridos en mayo se situó en 17,14 kilómetros por litro de combustible, un 1,5% más, al tiempo que la potencia media de los vehículos alcanzó 120,7 caballos, lo que supone un aumento del 0,32%.

    "Los elevados precios de los carburantes comienzan a actuar como inhibidor de la demanda teniendo en cuenta que el comprador de coche sigue apostando por una mayor potencia, normalmente compatible con las menores emisiones necesarias para abaratar el impuesto", añade la Federación.

    En cuanto a las emisiones de dióxido de carbono medias de los automóviles comprados en mayo, alcanzaron los 153,3 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, lo que representa una reducción del 3,4% frente a los datos del mismo mes de 2007.