30 de marzo de 2020
19 de septiembre de 2008

Economía.- Obama pide un plan de emergencia para familias y McCain propone una nueva agencia para gestionar la crisis

NUEVA YORK, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los candidatos demócrata y republicano a la Casa Blanca, Barack Obama y John McCain, se pronunciaron hoy sobre la crisis económica mundial y, en concreto, Obama exigió que se apruebe un plan económico de emergencia para las familias trabajadoras estadounidenses, mientras que McCain propuso la creación de una agencia nueva para gestionar la crisis financiera.

"No podemos tener sólo un plan para Wall Street (...). También debemos ayudar a Main Street", subrayó Obama, haciendo un juego de palabras con el que puso al mismo nivel la importancia de actuar frente la crisis financiera y la de tomar medidas para ayudar a los estadounidenses.

El senador por Illinois, que se reunió hoy con sus asesores económicos en Coral Gables (Florida), manifestó su apoyo a las acciones emprendidas por el Gobierno y el Congreso para alcanzar "una solución más estable y permanente" a la crisis financiera que atraviesa el país.

Obama emitió su comunicado después de que el secretario del Tesoro, Henry Paulson, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y el presidente del supervisor bursátil estadounidense --la Securities and Exchange Commission (SEC)--, Christopher Cox, se reunieran con los líderes del Congreso para discutir un plan que permitiera a los bancos librarse de los activos hipotecarios que han supuesto una carga en sus balances generales.

"Lo que estamos considerando ahora mismo es cómo otorgar al Tesoro y a la Reserva Federal tanta autoridad como sea necesaria para estabilizar los mercados y mantener el crédito", explicó Obama, que destacó la necesidad de encontrar una "respuesta más institucional" para crear "un sistema que pueda lidiar con algunos de los problemas subyacentes de las hipotecas, ayudar a los propietarios de las viviendas a quedarse en sus casas, proteger las jubilaciones y los ahorros de los trabajadores americanos".

El candidato demócrata hizo estas declaraciones tras reunirse con sus asesores económicos en Coral Gables (Florida). Sin embargo, afirmó que de momento no presentará un plan económico detallado, "dada la gravedad" de la situación actual y basándose en las conversaciones que ha tenido con Paulson y Bernanke. Por ello, indicó que no presentará su plan hasta que el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal hagan lo propio.

"En este momento, es crucial que los mercados y el público confíen en que su trabajo no se verá dificultado por las disputas partidistas y que los dirigentes de los dos partidos trabajen de forma concertada para resolver el problema", recalcó.

MCCAIN PROPONE UNA NUEVA AGENCIA

Antes de conocerse la opinión de Obama, su rival, John McCain, propuso establecer una nueva agencia que se ocupase de la crisis financiera, la peor --según muchos expertos-- desde la Gran Depresión de 1929. Se trataría de una agencia de Instituciones Hipotecarias y Financieras (IHF) que trabajaría con el sector privado y los reguladores para identificar las instituciones débiles y ofrecerles una solución antes de que fracasen.

"El principio subyacente de la IHF o cualquier enfoque que considere el Congreso debería ser el de mantener a la gente en sus casas y salvaguardar los ahorros de todos los americanos protegiendo nuestro sistema financiero y los mercados de capital", aseveró McCain en Wisconsin.

El senador por Arizona precisó que esta agencia formaría parte de un programa de intervención temprana para contribuir a que las instituciones financieras eviten la bancarrota, los rescates costosos y los perjuicios a sus clientes.

En su discurso, McCain responsabilizó de la crisis a "la corrupción y la manipulación" del sistema hipotecario estadounidense y criticó al Congreso y al Gobierno por no ocuparse de los problemas que tenían los gigantes hipotecarios Freddie Mac y Fannie Mae, que, a su juicio, llevaron al sistema hipotecario por un camino en el que los beneficios rápidos se priorizaban frente a unas finanzas sanas.

Asimismo, McCain censuró a su oponente demócrata por no esforzarse por eliminar la "corrupción" que existía en Fannie Mae y Freddie Mac. "Hemos escuchado muchas palabras del senador Obama a lo largo de su campaña. Pero, a lo mejor, por una vez podría ahorrarse los sermones y admitir lo pobre que resulta su opinión como contribución frente a estos problemas. La crisis en Wall Street comenzó en la cultura de los 'lobbies' y el tráfico de influencias de Washington, y él estaba justo en medio de eso", manifestó.

Por último, el candidato republicano reconoció que hay que tomar medidas para evitar que en el futuro vuelva a cundir el pánico pero dijo que, en última instancia, la economía tendrá que crecer para superar "este duro momento para América".

CONFÍAN MÁS EN OBAMA

La crisis económica ha dado a los dos aspirantes a la Casa Blanca la oportunidad de pasar a la ofensiva. Pero la mayoría de los estadounidenses consideran que Obama está más capacitado para gestionar los problemas de este tipo, según indican las encuestas.

A medida que la economía ha ido acaparando titulares, el candidato demócrata ha aumentado su distancia en intención de voto frente al candidato republicano, según un sondeo de la CNN. Las encuestas nacionales sitúan a Obama tres puntos porcentuales por delante de McCain, 47 por ciento frente a 44 por ciento.