12 de diciembre de 2019
25 de mayo de 2010

Economía.- Ocaña resta importancia el cambio de fecha de la medida de los ayuntamientos y lo ve una "muy buena idea"

Dice que no se puede aplicar el mismo mecanismo en las CC.AA, pero cree que en éstas se pueden hacer otras cosas

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, restó hoy importancia a los cambios que ha introducido el Gobierno en la limitación del endeudamiento de los ayuntamientos, y lo consideró una "muy buena idea" porque "pone un tope" a una parte del endeudamiento de Estado.

"Hay un compromiso de controlar endeudamiento y es algo importante en la situación en la que vivimos", señaló Ocaña en una rueda de prensa para presentar la Ejecución Presupuestaria, donde explicó que una medida de este tipo no se puede extender de la misma manera a las comunidades autónomas.

Explicó que éstas tienen autonomía financiera, aunque consideró "concebible" que se limite el endeudamiento por otras vías. "De hecho el compromiso exige que las comunidades autónomas adopten medidas de contención, más ambiciosas de las que se contemplaban hasta ahora", añadió.

De hecho, aseguró que las comunidades autónomas tendrán que hacer lo mismo que ha hecho el Estado, que es "auto-restringirse y auto-controlarse". "Es algo perfectamente posible", subrayó, tras recordar que esto ya se ha planteado y sobre lo que se seguirá trabajando.

Preguntado por el efecto que provocarán en las inversiones de los ayuntamientos, Ocaña dijo que no será el mismo para todos, ya que algunos podrán incrementar sus inversiones. Además, recordó que la medida es transitoria y afirmó que el retraso de las inversiones no supondrá "un gran problema".

MÁS EFECTOS POSITIVOS QUE NEGATIVOS.

"Hay muchos más efectos positivos que negativos", señaló el secretario de Estado, quien insistió en que el efecto de prohibición de endeudamiento es una medida "claramente positiva" y restó importancia al hecho de que entre en vigor antes o después.

Finalmente, admitió que la medida no se comunicó a los ayuntamientos antes de publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE), igual que ocurre con muchas de las medidas que aprueba el Consejo de Ministros. "Es normal que sea así", indicó.