10 de abril de 2020
11 de septiembre de 2008

Economía/PGE.- El Gobierno arranca la semana que viene la negociación presupuestaria con los grupos parlamentarios

El martes CiU y PNV mostrarán a Solbes sus condiciones para apoyar sus primeros Presupuestos de la legislatura

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno arrancará la próxima semana la búsqueda de apoyos a los Presupuestos Generales del Estado para 2009, marcados por la crisis económica. La negociación con los portavoces de las distintas fuerzas políticas con representación parlamentaria se torna fundamental, habida cuenta de que el Gobierno no cuenta con ningún aliado claro.

El Ministerio de Economía y Hacienda ha empezado a organizar su agenda de reuniones sólo un día después de la comparecencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante el Pleno de la Cámara Baja por la coyuntura económica. La oposición en bloque aprovechó esta cita para reprocharle el "tiempo perdido" en reconocer la gravedad de la situación y la "ineficacia" de las medidas que ha llevado a cabo hasta ahora.

Fuentes parlamentarias explicaron a Europa Press que los contactos con los partidos se iniciarán el lunes a mediodía con la reunión de Solbes y el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, con una representación de Coalición Canaria. A lo largo de la mañana del día siguiente, martes, el equipo económico del Gobierno recibirá a representantes de IU-ICV, CiU y PNV. El miércoles por la tarde, Economía se reunirá con ERC, mientras que el jueves por la mañana lo hará con BNG.

Por el momento, los dos partidos minoritarios restantes, Nafarroa Bai y UPyD aseguran que no tienen cita con Solbes. Asimismo, el PP no prevé ninguna reunión formal con el Gobierno por esta cuestión.

GUIÑOS A CIU.

Serán las reuniones con CiU y PNV las que den la clave al Gobierno sobre cómo debe enfocar la negociación presupuestaria. Los socialistas requieren del apoyo de un mínimo siete diputados a parte de los suyos para alcanzar la mayoría absoluta de 176 votos necesaria para sacar adelante el proyecto de ley.

En principio CiU, que tiene diez escaños, es el único grupo que por sí mismo le permitiría superar este margen con holgura. En este contexto se entienden los 'guiños' que Zapatero dedicó a los nacionalistas catalanes durante su comparecencia del miércoles, en la que anunció medidas que responden a reivindicaciones de CiU, como la implicación del ICO en el auxilio de las inmobiliarias o su disposición a estudiar una nueva rebaja del Impuesto de Sociedades.

Sin embargo, el 'pulso' que Solbes mantiene, a cuenta de la reforma de la financiación autonómica, con CiU, ERC e ICV, obliga al Gobierno a buscar apoyos en formaciones alejadas de Cataluña.

ALTERNATIVA EN EL PNV.

Estas podrían ser el PNV y BNG, partidos que con seis y dos diputados respectivamente, han mostrado su disposición inicial al acuerdo con el Ejecutivo, siempre que el texto presentado recoja "medidas adecuadas" contra la crisis. Se da la circunstancia además de que el PNV necesita de los votos del PSE para sacar adelante los presupuestos autonómicos del Gobierno vasco.

Aun así, el portavoz parlamentario del PNV, Josu Erkoreka, rechaza que esto pueda implicar la posibilidad de llegar a un acuerdo a corto plazo para dar estabilidad al Ejecutivo en esta legislatura, debido al "desencuentro político evidente" por la oposición del Gobierno a la consulta convocada por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, según declaraciones que realizó el portavoz en una entrevista concedida a Europa Press este verano.