26 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 21 de septiembre de 2014

    El Gobierno da el viernes el pistoletazo de salida a las cuentas de 2015, con un nuevo escenario económico

    MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El Consejo de Ministros aprobará el próximo viernes el anteproyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con un nuevo escenario macroeconómico y dará así el pistoletazo de salida a las cuentas de 2015, que no incluirán grandes recortes presupuestarios y estarán marcadas por la entrada en vigor de la reforma fiscal.

    Para elaborar estos Presupuestos, el equipo del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha contado con un nuevo escenario macroeconómico que prevé un incremento del PIB superior al 1,8% que figura en las previsiones oficiales y un incremento del empleo por encima del 1,2%.

    Además, el Gobierno aprovechará también para mejorar las cifras del presente ejercicio, año para el que el Ejecutivo había planteado un incremento del PIB del 1,2% y un descenso de la tasa de paro al 24,9%.

    Para elaborar las cuentas del año que viene, el Gobierno ha utilizado también un límite de gasto de 129.060 millones de euros, lo que supone un descenso del 3,2% respecto al que sirivió de base para el Presupuesto de 2014.

    Esta cifra resulta de una previsión de ingresos de 133.712 millones de euros y un objetivo de déficit de 30.959 millones, cantidades a las que hay que restar la financiación de las administraciones territoriales (32.941 millones) y unos ajustes de contabilidad nacional de 2.670 millones.

    A partir de estas cifras, el Gobierno plantará unos Presupuestos centrados en la recuperación y dejará de lado los recortes que se ha visto obligado a aprobar en años anteriores para cumplir lo pactado con Bruselas.

    Tras los duros ajustes de los primeros años de legislatura, el Ejecutivo tendrá que reducir ahora el saldo negativo de las cuentas públicas desde el 5,5% que espera registrar al cierre de 2014 al 4,2%, y fía toda la rebaja a la mejora de la situación económica.

    Este nuevo contexto permitirá al Gobierno tomar medidas muy diferentes, como la ampliación de la tasa de reposición de vacantes en los servicios públicos esenciales, entre los que se encuentran la Sanidad, la Educación y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

    Tampoco descarta incluir alguna mejora para los empleados públicos para reconciliarse con este colectivo tras cuatro años de congelaciones salariales consecutivas. De hecho, el Gobierno ha incrementado su negociación con los representantes de los empleados públicos.

    MÁS INGRESOS A PESAR DE LA REBAJA FISCAL

    En materia de ingresos, el Ejecutivo espera que los recursos crezcan un 4,3% a pesar de la rebaja fiscal que entrará en vigor el año que viene, gracias al ensanchamiento de las bases imponibles que provocará la recuperación.

    El objetivo del Gobierno es que la rebaja de IRPF se note ya en las nóminas de los trabajadores desde el primer mes del año y que los ciudadanos empiecen a percibir cuanto antes la rebaja de 9.000 millones que contempla la reforma para 2015 y 2016 (5.900 millones en el IRPF y 3.100 millones en Sociedades).

    TRAMITACIÓN PARLAMENTARIA

    Una vez aprobado el anteproyecto de ley por el Consejo de Ministros, Montoro llevará las cuentas al Congreso de los Diputados la semana siguiente, donde explicará todas las partidas y detalles a los grupos parlamentarios.

    De esa forma, las cuentas iniciarán su tramitación parlamentaria y tendrán que someterse a diversos debates, negociaciones y votaciones tanto en el Congreso como en el Senado antes de ser aprobadas definitivamente para entrar en vigor el 1 de enero del año que viene.