21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 10 de septiembre de 2008

    Economía/PGE.- Solbes recibe hoy a los líderes sindicales y empresariales para exponerles las líneas de los PGE de 2009

    MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El vicepresidente económico, Pedro Solbes, recibirá esta tarde en el Ministerio de Economía y Hacienda a los secretarios generales de CC.OO. y UGT, José María Fidalgo y Cándido Méndez, y a los presidentes de CEOE y de Cepyme, Gerardo Díaz Ferrán y Jesús Bárcenas, para exponerles las líneas generales de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009.

    Solbes se entrevistará primero con los líderes sindicales, a las 17.00 horas, y después lo hará con los presidentes de las patronales CEOE y Cepyme, hacia las 19.00 horas, informó el Ministerio de Economía y Hacienda.

    El Gobierno ya ha adelantado que seguirá una política de austeridad en el gasto público de 2009, con la única excepción de las partidas de gasto social, necesarias en las actuales circunstancias económicas, y de gasto productivo, que tienen por objetivo reorientar el modelo de crecimiento económico.

    La reunión entre Solbes y los agentes sociales se produce el mismo día en el que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparece a petición propia en el Congreso de los Diputados para abordar la difícil situación de la economía española y del empleo.

    En su intervención ante el Pleno de la Cámara Baja, Zapatero ha avanzado que la inversión en infraestructuras crecerá en 2009 por encima del promedio del incremento del gasto público. El presidente ha insistido en la voluntad de "austeridad" del Gobierno y ha recordado que el gasto público previsto en la cuentas para el próximo año no superará el 3,5%, inferior al límite aprobado por el Congreso el pasado mes de junio, que fue del 5%.

    Con todo, Zapatero ha señalado que los Presupuestos de 2009 recogerán un "esfuerzo adicional" directamente vinculado con las consecuencias del aumento del paro, a través de una dotación de 1.500 millones euros adicionales para cubrir las prestaciones por desempleo.