25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 1 de septiembre de 2014

    Economía.- La ralentización del crecimiento industrial en la eurozona alimenta el debate sobre una intervención del BCE

    LONDRES, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La actividad manufacturera de la zona euro experimentó en agosto su ritmo de expansión menos fuerte desde julio de 2013, según refleja el indicador PMI, que se situó en 50,7 puntos desde los 51,8 del mes anterior, lo que alimenta el debate sobre la oportunidad de que sean introducidos nuevos estímulos monetarios y fiscales para reactivar el crecimiento.

    "Aunque un poco de crecimiento es mejor que nada en absoluto, el efecto de frenado como resultado de las crecientes incertidumbres económicas y

    geopolíticas sobre los fabricantes es cada vez más aparente", declaró Rob Dobson, economista senior de Markit.

    En este sentido, el indicador de actividad manufacturera en la eruzona mostró una desaceleración generalizada en la región, salvo por las excepciones de Irlanda, en máximos desde finales de 1999, y Grecia, que volvió a superar el umbral de los 50 puntos.

    Por contra, el indicador PMI de actividad manufacturera de Francia sufrió un mayor deterioro en agosto al situarse en 46,9 puntos, lo que representa la peor lectura desde mayo de 2013, convirtiendo además al país galo en el único de toda la eurozona que permanece en terreno negativo.

    "Es probable que la desaceleración de la industria añada más leña al fuego para los analistas, que esperan que se implanten nuevos estímulos

    monetarios o fiscales", apuntó Dobson.

    Una lectura del indicador PMI superior a los 50 puntos básicos indica expansión de la actividad en el sector, mientras que una lectura inferior a este umbral supone contracción.

    Para leer más