23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 20 de julio de 2008

    Economía/Vivienda.- La morosidad hipotecaria de las familias repunta al 0,99% hasta marzo, la cota más alta desde 1999

    MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La tasa de morosidad de los créditos con garantía hipotecaria para la adquisición de vivienda concedidos a las familias alcanzó el 0,99% en el primer trimestre, la cota más alta desde, al menos, 1999, según datos del Banco de España.

    Además, la morosidad registrada en el primer trimestre supera en más seis décimas la ratio registrada un año antes (0,46%) y es más de tres veces superior al porcentaje alcanzado en el mismo periodo de 2005 (0,29%). Este dato supone una nueva confirmación de la tendencia al alza de la morosidad observada durante el pasado año.

    Además, los datos de la institución gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez reflejan que esta evolución ha ido pareja al incremento del tipo de interés de los préstamos para la adquisición de vivienda contratados, derivado del endurecimiento de las condiciones monetarias en la zona euro.

    Así, el tipo de interés de los préstamos contratados por las familias para la adquisición de una vivienda alcanzó el 5,5% en el primer trimestre del año, una décima menos que en el trimestre anterior, y sigue situado en máximos.

    De hecho, este tipo medio es más de dos puntos superior al alcanzado en 2005, año en que dieron comienzo las sucesivas subidas de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) hasta el actual 4,25%.

    Además, el euríbor, el tipo de referencia de la mayoría de estas hipotecas, sigue su escalada imparable y se situó en el 5,361% en el mes de junio. De este modo, el indicador encadena la cuarta subida consecutiva en lo que va de año y eleva en 0,856 puntos la tasa de junio de 2007, cuando cerró en el 4,505%, y en 0,367 puntos el nivel del mes de mayo.

    Como consecuencia de estos incrementos, la deuda hipotecaria de las familias registró hasta mayo una nueva cifra récord, al llegar a los 665.107 millones de euros, pero frenó su ritmo de crecimiento hasta el 10,1% y creció al menor nivel de los últimos cinco años.

    A pie de ventanilla, el importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas en España en abril fue de 162.336 euros, un 5,7% menos que un año antes.