12 de julio de 2020
16 de abril de 2020

Las empresas exportadoras mejoraron expectativas antes del Covid-19 pero empeoraron perspectivas de empleo

Las empresas exportadoras mejoraron expectativas antes del Covid-19 pero empeoraron perspectivas de empleo
Exportaciones desde la terminal intermodal de Plaza. - GOBIERNO DE ARAGÓN - ARCHIVO

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Indicador Sintético de Actividad Exportadora (ISAE), que mide la evolución de la cartera de pedidos de exportación y perspectivas, se situó en el primer trimestre en 4,1 puntos, una décima más que en el trimestre anterior, aunque no se recoge el impacto del coronavirus, al tiempo que empeoró el indicador de contratación a corto plazo.

Así se desprende de los datos publicados este jueves por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, conforme a una encuesta realizada del 17 de febrero al 6 de marzo, por lo que los datos no reflejan aún el impacto de la crisis sanitaria del Covid-19.

El indicador oscila entre -100 y +100 y se compone de tres indicadores simples (balance de cartera de pedidos del trimestre actual, de perspectivas a tres meses y de perspectivas a doce meses) que refleja la evolución de la carta de pedidos de exportación en el trimestre y las perspectivas a tres y doce meses.

Comercio explica que el ligero incremento del ISAE ha sido resultado, fundamentalmente, de una mejora en las expectativas de exportación a tres y doce meses que han incrementado cinco y más de dos puntos respectivamente con respecto al trimestre anterior, situándose en 11,3% y 18,1% respectivamente. Sin embargo, la percepción de la cartera de pedidos actual es más desfavorable (-2,6 puntos).

Asimismo, resalta que la estabilidad sigue siendo la percepción dominante de la evolución de precios y márgenes de exportación, observándose un ascenso del porcentaje de quienes perciben aumentos de los precios.

Los tres factores más citados por su influencia positiva sobre la actividad exportadora siguen siendo la evolución de la demanda externa (34,9%), la competencia en calidad (24%) y la disponibilidad de los recursos humanos adecuados para la exportación (22,5%), si bien el porcentaje de menciones del primero se sitúa por debajo de los que aluden a su incidencia negativa.

La competencia internacional en precios y el precio de las materias primas han sido los dos factores más mencionados por su influencia negativa, con porcentajes del 65,7% y 54,1%, respectivamente. A continuación, se sitúan la evolución de la demanda externa (41,6%) y el precio del petróleo (39,1%).

EMPEORAN LAS PERSPECTIVAS DE CONTRATACIÓN A CORTO PLAZO

En la evolución de los indicadores relativos al empleo o plantilla contratada en tareas de exportación, desciende algo más de medio punto el indicador balance de la contratación en el trimestre (situándose en -0,4) y en casi tres puntos el indicador de previsiones de contratación a corto plazo (-2,3), mientras que aumenta el de las perspectivas a más largo plazo y el indicador del grado de dedicación de la plantilla a tareas de exportación, situándose en 3,4 y 5,4, respectivamente.

En relación con los destinos de exportación, el valor del indicador de balance de la cartera de pedidos en el trimestre actual empeora en tres de los destinos considerados: Asia, Oceanía y resto de Europa. En el lado opuesto, la mayor mejoría la presenta el destino Latinoamérica seguido de Zona Euro.

Las expectativas de cartera de pedidos a tres meses son favorables para la mayor parte de los destinos, pero especialmente para Latinoamérica. Por el contrario, son menos favorables para Oceanía, Resto de Europa y Asia.

Los principales destinos de exportación para los próximos doce meses son: Francia (49,9%), Alemania (49,4%), Portugal (28,7%), Italia (26,2%), Estados Unidos (22,9%) y Reino Unido (21,5%).

Para leer más