18 de junio de 2019
11 de noviembre de 2016

España pide más claridad en el apoyo al acero con la revisión de la defensa comercial de la UE

BRUSELAS, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha pedido este viernes mayor claridad en el modo en que la Comisión Europea propone "articular la defensa" del sector del acero frente a las prácticas desleales de terceros países como China, en el marco de la revisión de los instrumentos de defensa comercial que los Veintiocho tratan de reactivar tras años bloqueada.

"Queremos que haya un tratamiento específico (para un sector), que es muy sensible para la industria europea y para algunas regiones españolas en particular", ha explicado García-Legaz a la prensa en Bruselas, tras una reunión de los ministros de Comercio de la Unión Europea.

Los ministros han discutido la propuesta de Bruselas para desbloquear las negociaciones para revisar los instrumentos de defensa comercial, que pasa, entre otras ideas, por flexibilizar la regla de derecho inferior, por la que el arancel que se aplica a una importación se mantiene dentro de los límites de lo estrictamente necesario para evitar un perjuicio a la industria de la UE.

El nuevo enfoque plantea una metodología de cálculo alternativa para el derecho antidumping que divide a los Estados miembros, principalmente entre los países importadores que rechazan cualquier excepción y los productores, que reclaman flexibilidad para proteger sus sectores amenazados.

La presidencia de turno de la UE, que este semestre ocupa Eslovaquia, ha anunciado al término de la reunión que existe una mayoría de delegaciones que apoyan la propuesta, pero ha optado por continuar el trabajo "técnico" que permita sumar más apoyos. Los Veintiocho se han dado de plazo hasta la próxima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno europeos de diciembre.

La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, ha confirmado tras la reunión a Veintiocho que seguirán los contactos en grupos de trabajo y ha defendido que está "al alcance de la mano" lograr un acuerdo que permita "modernizar" los mecanismos de defensa.

En este sentido, España ha valorado la propuesta comunitaria pero considera que la atención al sector del acero "no estaba suficientemente bien contemplada", y espera que el alcance de la flexibilidad quede acotado.

"El peligro es que la eliminación de la regla del derecho inferior se generalice y se pueda utilizar con criterios proteccionistas, esa es la inquietud de España y de una mayoría de Estados", ha resumido García-Legaz, quien ha recalcado la necesidad de "acotar bien cuándo utilizar la excepción".