20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 23 de enero de 2018

    El Gobierno quiere presentar en las "próximas semanas" los PGE y creará un grupo de trabajo para digitalizar la economía

    El Gobierno quiere presentar en las "próximas semanas" los PGE y creará un grupo de trabajo para digitalizar la economía
    EUROPA PRESS

    MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado este martes que el Ejecutivo trabaja para presentar "en las próximas semanas" el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, y ha anunciado la creación de un grupo de trabajo para aunar esfuerzos entre todos los ministerios y la interlocución con todos los sectores para la "plena digitalización" de la economía.

    Durante la presentación del último Observatorio Financiero del Consejo General de Economistas (CGE), Sáenz de Santamaría ha indicado que la "voluntad" del Gobierno es trabajar para presentar en las próximas semanas los Presupuestos de 2018 y trabajar para conseguir su aprobación, ya que es un "elemento importante de estabilidad, recuperación de la confianza, crecimiento y estabilidad".

    Sáenz de Santamaría ha subrayado que el proyecto reformista del Ejecutivo requiere de un diálogo "muy importante" entre las fuerzas políticas, ya que los diputados del PP "son los que son", en línea con las palabras del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien ha indicó que su intención es adelantar la aprobación de las cuentas públicas de 2018 respecto a los plazos del año pasado.

    Asimismo, Sáenz de Santamaría ha remarcado que el modelo de crecimiento es "mucho más sano y sostenible" en la actualidad y ha valorado la mejora de la calificación de Fitch, ya que aumentará la base inversora y ha provocado la caída de la prima de riesgo al entorno de los 83 puntos básicos, su mínimo desde 2010.

    No obstante, ha hecho hincapié en la necesidad de trabajar en todos los ámbitos que permitan "consolidar la recuperación, fortalecer el Estado de bienestar y reducir las desigualdades", para lo que ha defendido la relevancia de continuar con las reformas, ya que han permitido "recuperar el rumbo y corregir profundos desequilibrios".

    LAS MEDIDAS "CLAVE" EN 2018

    Así, ha enumerado las medidas que serán "clave" este año para dar un impulso a la economía, para lo que ha adelantado que a partir de ahora se fijarán "contenidos concretos" y se intentarán alcanzar acuerdos para conseguir un pacto nacional y transversal por la Educación.

    En materia de innovación, investigación y emprendimiento, Sáenz de Santamaría ha indicado que España "debe y puede ser" un país puntero en conocimiento y uso de nuevas tecnologías para avanzar en campos como el de la digitalización, la robótica y la industria 4.0.

    Así, ha adelantado que una de las próximas decisiones que adoptará la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos será la creación de un grupo de trabajo para aunar esfuerzos entre todos los ministerios e impulsar la interlocución con todos los sectores para la "plena digitalización" de la economía.

    En este sentido, ha destacado que España cuenta con una de las mejores redes digitales de toda Europa. "Esa es la línea que tenemos que seguir y trabajar", ha apuntado la vicepresidenta, quien ha proyectado la aprobación de un marco normativo que permitirá modernizar y adaptar a la regulación europea la legislación en materia de propiedad intelectual, propiedad industrial y secretos comerciales.

    Con el fin de potenciar la seguridad jurídica el Gobierno tiene previsto aprobar una ley de modernización de obligaciones y contratos que afectará al Código Civil y Mercantil para adaptarlo a la realidad económica, al tiempo que aboga por seguir trabajando por un sistema financiero "más sólido, ágil y más competitivo" en el marco del mercado único, con el establecimiento de un sistema institucional de resolución extrajudicial de conflictos entre las entidades financieras.

    A su vez, se modificará y transpondrá al derecho español la directiva reguladora del Mercado de Valores y se incorporará el marco para la reestructuración y resolución de entidades de crédito y empresas de servicios de inversión. En el próximo periodo de sesiones también verán la luz reformas en el ámbito energético y medioambiental, según ha adelantado la vicepresidenta.

    ESPAÑA, UN "PUNTO DE REFERENCIA" A NIVEL INTERNACIONAL

    La vicepresidenta ha destacado también que España está "abierta al mundo", que a su vez confía "cada día más en cómo se hacen las cosas y cómo se desenvuelve la Marca España". "Estamos sabiendo adaptarnos a un mundo globalizado y fuertemente competitivo", ha enfatizado.

    En este sentido, ha valorado los dos anuncios realizados por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que ha escogido Madrid como sede de su nuevo centro de operaciones global, y la oficina de apoyo del Centro de Vigilancia de Seguridad de Galileo (GSMC), que también trasladará su centro a la capital española.

    La 'número dos' del Gobierno ha aseverado que la llegada de la centro de la IATA tendrá un "impacto económico indudable", ya que en él se gestionarán operaciones de 280 líneas aéreas, el 83% del tráfico mundial, con un volumen en venta de billetes de 125.549 millones de euros, y 330 nuevos empleos que se sumarán a los 160 que ya trabajan en la sede de la asociación aérea en la capital.

    En cuanto al centro de control de satélites Galileo, Sáenz de Santamaría ha explicado que en la reunión interministerial sobre el 'Brexit' de este martes, se ha acordado empezar a trabajar sobre el acuerdo de la sede y la reforma de las instalaciones.

    "Este programa estrella de la UE supondrá una oportunidad" porque "aporta ventajas de tipo estratégico, de apoyo a la participación industrial española en contratos, un salto en valor estratégico, desarrollo y consolidación de conocimiento y tecnología nacional en contratos de alto valor tecnológico", ha añadido.

    A pesar de que España ha vuelto a situarse en el "punto de referencia" en el ámbito internacional, la vicepresidenta ha advertido de que se percibe una creciente fragmentación en el ámbito comercial y regulación financiera, y que hay que estar "preparados" para el progresivo endurecimiento de la política monetaria, para lo que ha abogado por superar esos retos como parte activa y "no como espectador".

    Por último, sobre las negociaciones sobre el 'Brexit', para lo que la vicepresidenta y el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, mantendrán este martes un encuentro con el negociador jefe de la UE para la salida del Reino Unido de la UE, Michel Barnier, ha indicado que la "máxima prioridad" será la preservación de la unidad europea.

    Según la vicepresidenta, se aborda la negociación con "plena lealtad" a los socios europeos y al equipo negociador, después de que el Consejo Europeo de diciembre constatase un progreso "insuficiente" en la negociación, motivo por el que se ha hecho "especial hincapié" en la parte "esencial" referida a los ciudadanos. Ahora, ha explicado, se inicia una segunda etapa en la que se diseñará un periodo transitorio que permita una conclusión sobre el acuerdo que regule la relación de la UE con Reino Unido tras su marcha.