24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 24 de febrero de 2017

    Guindos ve una "ventana de oportunidad" en el acuerdo UE-Mercosur y espera que la negociación termine este año

    Afirma que las "receta mágicas" de los populismos "acaban generando una desazón social cada vez más intensa"

    Guindos ve una "ventana de oportunidad" en el acuerdo UE-Mercosur y espera que la negociación termine este año
    EUROPA PRESS

    MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha afirmado este viernes que el acuerdo económico entre la Unión Europea y el Mercosur es una "venta de oportunidad", por lo que espera que las negociaciones sobre el mismo concluyan antes de finales de año, y ha puesto a Argentina como "ejemplo de cómo derrotar al populismo", que "siempre acaba suponiendo un empobrecimiento".

    Así lo ha señalado durante su participación en un diálogo con el ministro de Producción de la República Argentina, Francisco Cabrera, en el 'Foro Invertir en Argentina', organizado por El País, en el que ambos han coincidido en la importancia del acuerdo y han dicho esperar que la negociación "política" del acuerdo pueda concluir este mismo año, a pesar del calendario electoral europeo y latinoamericano.

    De Guindos ha señalado que, en un contexto de fenómenos "contradictorios" y "señales proteccionistas y nacionalistas", como el 'Brexit', la UE puede tomar un papel "protagonista" de la "economía abierta, integrada y de los flujos comerciales cada vez con menos condicionamientos", y aprovechar "ventanas de oportunidad" como las del acuerdo con el Mercosur.

    En este sentido, ha garantizado que el Mercosur y Argentina "van a contar con España", ya que en el seno de la UE hay "consenso" de que, pese a las circunstancias "complejas" y "difíciles", hay que mantener el impulso con el Mercosur.

    Por su parte, el ministro argentino ha marcado la necesidad de una "apertura" del país para relanzar sus vínculos comerciales tras 12 años en los que ha reconocido que se produjo un "deterioro" en la relación comercial con España, que pasó de ser el primer inversor al segundo.

    Así, Cabrera ha abogado por que España sea el "punto de apoyo" y el "abogado" de Argentina en la negociación de la UE con el Mercosur, al ser el "socio natural de América Latina y el país que siente lazos fraternales, culturales e históricos" con la región.

    "ARGENTINA ESTÁ DE VUELTA AL MUNDO"

    A su vez, el ministro de Economía español ha celebrado que Argentina esté "de vuelta en el mundo, gracias a que las "correctas" medidas implementadas por un Gobierno "serio, cumplidor con sus obligaciones y que genera confianza", como demuestra el hecho de su regreso a los organismos internacionales, como el G-20 o la asamblea de la FMI.

    Según Guindos, el crecimiento próximo al 3% de la economía argentina este año será la "primera señal" de que las medidas "al principio son difíciles, pero empiezan a dar sus frutos", y ha augurado que el crecimiento económico del país latinoamericano "sorprenderá por la intensidad y por el tiempo".

    En este sentido, Cabrera ha explicado que el Gobierno de Macri ha llevado acabo un proceso de "normalización" y "orden" macroeconómico en su año al frente del Ejecutivo, en el que la competitividad y la productividad del país ha crecido "infinitamente", al venir de una situación "muy grave" en términos de competitividad.

    En la actualidad los activos en Argentina están "muy baratos", por lo que supone una "gran oportunidad" para los inversores, ha remarcado Cabrera, quien ha explicado que la política económica se centra en la transparencia de los mercados, la defensa de la competencia y la integración en el mundo, y en no bajar los salarios, sino de bajar los costes laborales y conseguir un esquema laboral "más eficiente", junto a una mayor implantación de las nuevas tecnologías. Además, ha avanzado que el Gobierno argentino se encuentra trabajando en la reforma tributaria que espera desarrollar a lo largo del año 2018.

    A su vez, Guindos ha explicado que las "dos palancas" clave de la recuperación de la economía española son la mejora de la competitividad, conseguida gracias a los procesos de desapalancamiento, flexibilización y moderación salarial, y a la mejor situación del sector financiero.

    "Si se junta la competitividad, con la solvencia del sector financiero y cierta estabilidad política, en un mundo global eso inmediatamente se ve premiado" en términos de crecimiento económico y creación de empleo, ha apostillado el titular de Economía, que ve un "enorme interés" inversor por Argentina, al que pronostica una "historia de éxito". "España estará ahí", ha enfatizado.

    "EJEMPLO DE CÓMO DERROTAR AL POPULISMO".

    De igual forma, Guindos ha opinado que "la globalización bien entendida no se ha acabado", sino que se han producido movimiento y situaciones "muy específicas y concretas", como el 'Brexit', una manifestación de "cierta tendencia aislacionista" ante la que simultáneamente el Gobierno británico aboga por establecer acuerdos comerciales.

    A su juicio, el populismo es una consecuencia de la "crisis larga y dura en la que la clase media se ha visto afectada en muchos países del mundo", pero, en todo caso, "no existen recetas mágicas" ni una "varita mágica". "Los ciudadanos son cada vez más conscientes de que estas especie de recetas mágicas acaban generando una cierta desazón social cada vez más intensa", ha añadido.

    En esta línea, ha puesto a Argentina como "ejemplo de cómo se puede derrotar el populismo en un momento en el que había la percepción o impresión de que el populismo iba para arriba".

    "Los países son mucho más inteligentes a veces de lo que pensamos algunos políticos y lo que piensan los populistas", ha enfatizado Guindos, que ha puesto también a Perú como ejemplo de cómo vencer al populismo, una tendencia política que "acaba suponiendo siempre un empobrecimiento".

    En el caso de Europa ha recordado el caso de Grecia, si bien ha celebrado que el ejemplo de Argentina ponga de manifiesto cómo el populismo "se acaba agotando, mostrando sus limitaciones, muy evidente no en un primer momento, pero sí antes de lo que algunos piensan".

    Para leer más