27 de junio de 2019
  • Miércoles, 26 de Junio
  • 1 de abril de 2016

    La inestabilidad política sigue sin afectar a la incertidumbre económica

    La inestabilidad política sigue sin afectar a la incertidumbre económica
    EUROPA PRESS

    MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La inestabilidad política en España sigue sin afectar realmente a la incertidumbre económica y a sus perspectivas de futuro, según el índice que elabora el IESE, que ha bajado 22 puntos en el mes de marzo y se ha situado en 94 puntos, en una escala 0 a 200, por lo que se sitúa en niveles de septiembre-octubre.

    Esta bajada se produce después del intenso repunte registrado en el mes de febrero, cuando el índice subió 34 puntos, y una vez que se han despejado las incógnitas en el contexto internacional. El IESE indica que la moderación confirma la tendencia que ya se apuntaba en meses anteriores y que apunta a que los movimiento políticos internos no están afectando a la incertidumbre económica en España.

    "La incertidumbre económica parece más sensible al contexto internacional que a la coyuntura política nacional", explica. De hecho, desde septiembre solo los desajustes internacionales han tenido una repercusión directa en los indicadores, y en marzo España ya ha recuperado la posición que registró en octubre-septiembre pasado al inicio de la precampaña electoral: 94 puntos.

    De esta forma, el IESE explica que la vuelta a niveles de incertidumbre moderados evidencia que "los sobresaltos de principios de año están ya superados y que ni la inestabilidad política en España, ni el terrorismo internacional, están afectando a la incertidumbre económica, aunque no se descartan tensiones económicas futuras causadas por el entorno económico internacional".

    Por componentes del índice, la incertidumbre sobre la bolsa ha disminuido en 35 puntos, situándose en 103. La incertidumbre sobre el tipo de cambio dólar-euro se ha incrementado en 16 puntos, hasta los 115, mientras que la incertidumbre sobre el precio del petróleo a pesar de que ha disminuido 26 puntos hasta los 151, se encuentra en un nivel todavía muy alto. Finalmente, la incertidumbre sobre la deuda española ha disminuido 24 puntos, hasta los 12.