9 de abril de 2020
6 de septiembre de 2018

Moscovici apremia al Gobierno a presentar el proyecto presupuestario en octubre

Asegura que España puede seguir liderando el crecimiento pero le pide unos PGE "prudentes"

Moscovici apremia al Gobierno a presentar el proyecto presupuestario en octubre
OSCAR DEL POZO - EUROPA PRESS

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, se ha mostrado este jueves confiado en que España se mantendrá como "uno de los líderes del crecimiento (económico) europeo" y que en los próximos meses seguirá registrando un crecimiento "robusto", si bien ha apremiado a España a presentar en octubre el proyecto presupuestario y que las nuevas cuentas de 2019 sean "prudentes", ya que requieren un "esfuerzo fiscal importante".

Por su parte, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha dicho que el Gobierno trabaja en los Presupuestos de 2019, que incluirán "ajustes estructurales", y aboga por combinar estabilidad presupuestaria y políticas sociales.

En declaraciones a los periodistas y durante su intervención en la conferencia 'Crecimiento e inclusión social', organizada por Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas), Moscovici ha asegurado que España cuenta con los activos para permanecer "como está hoy" a nivel económico y seguir situándose entre las economías con un mayor crecimiento de la UE.

Moscovici ha subrayado que España presenta un crecimiento "más equilibrado", algo que "inspira confianza", y ha destacado que el sector financiero se ha "reparado y recuperado" y aunque el desempleo sigue siendo alto, ha bajado en 10 puntos, a lo que se suma la "noticia fantástica" de que España va a salir del procedimiento de déficit excesivo el año que viene gracias a los resultados de este año.

No obstante, ha advertido de que la economía europea y la española afrontan numerosos riesgos, como el elevado nivel de endeudamiento público de en torno al 97% del PIB en el caso español, por lo que ha subrayado que la Comisión Europea insiste "mucho" en que hay que realizar un "esfuerzo fiscal importante", que "sigue siendo necesario" en los Presupuestos del año que viene, algo que se debatirá de manera "constructiva" con el Gobierno.

Asimismo, ha marcado la necesidad de que las nuevas cuentas den prioridad a la inversión productiva y a reducir gastos "innecesarios", así como de abordar la dualidad del mercado laboral para mejorar la empleabilidad, apoyar en mayor medida el I+D+i.

En este sentido, ha señalado que 2017 fue un año "excepcional" en comparación a otros periodos y que 2018 sigue siendo un "buen" ejercicio, ya que se van a cumplir las previsiones y continúa el ciclo económico expansivo, si bien ha avisado de que "llegará un momento de ralentización del ciclo y más adelante el ciclo cambiará", de ahí la necesidad de centrarse "ahora" en la reducción del déficit estructural para disminuir la deuda.

El comisario europeo ha dicho esperar que España atenga listo el proyecto presupuestario para el mes de octubre y ha confiado en que se cumplirán los compromisos y que habrá "diálogo", al tiempo que la ministra de Economía, Nadia Calviño, se ha limitado a señalar que el Gobierno está trabajando en la adopción de la senda de estabilidad y en la preparación de los Presupuestos del año que viene. Preguntada por los periodistas sobre si hay algún compromiso por parte del Gobierno de presentar el proyecto presupuestario en alguna fecha, ha asegurado que "no se ha discutido sobre ese tema".

LOS PRESUPUESTOS INCLUIRÁN "AJUSTES ESTRUCTURALES"

Calviño ha afirmado que el crecimiento es "robusto y sólido" y ha recordado que desde las tasas máximas de crecimiento registradas en el año 2015, cuando la economía creció un 3,6%, el alza del PIB se ha ido moderando.

Asimismo, ha asegurado que la reducción de la deuda pública es un "objetivo prioritario" del Ejecutivo, que trata de llevar adelante políticas "ambiciosas" desde el punto de vista social pero "prudentes y responsables" desde el ámbito de la responsabilidad fiscal, ya que es "importante" mantener la confianza del sistema financiero y los mercados, por lo que ha garantizado que se seguirá una senda "creíble y sostenible" de reducción del déficit público y de la deuda, uno de los "desequilibrios más importantes".

De igual forma, ha afirmado que los Presupuestos de 2019 incluirán "ajustes estructurales" y, en cualquier caso, ha recalcado que esta disciplina presupuestaria debe combinarse con una agenda social "ambiciosa".

Para Calviño, es preciso incidir en una mayor inversión en capital humano al ser el capital "más importante de un país", así como reducir la brecha de género y abordar el problema de la sostenibilidad medioambiental, que también ofrece "importantes oportunidades económicas", como el desarrollo de la economía circular.

Además, ha tachado de "absolutamente inadecuado lanzar mensajes de dudas sobre el crecimiento español", tras las palabras del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en las que aseguraba que la economía se estaba "podemizando".

Coincidiendo con el décimo aniversario de la caída de Lehman Brothers, Calviño ha hablado de una "década perdida" para España, con una crisis que ha conllevado "enormes esfuerzos" a los ciudadanos y unos desequilibrios que son "mucho más difíciles de resolver" y con la aparición de problemas como la pobreza infantil de lo que el Gobierno "se está encargando".

"Hemos perdido una década y no debemos dejar ni un minuto más sin atajar", ha enfatizado Calviño, quien ha apuntado que el motivo del auge de los movimientos populistas encuentre su campo de cultivo se encuentra en parte de la población que siente que el sistema no les protege, por lo que ha pedido un "papel de compromiso" de los poderes públicos, instituciones y operadores económicos y empresas para atajar los problemas.

BRUSELAS Y ESPAÑA ABOGAN POR DECISIONES EUROPEAS "CUANTO ANTES"

A nivel europeo, Moscovici ha hecho hincapié en que ante el contexto de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, "Paris, Munich y Madrid con tres pilares del futuro de Europa y hay que trabajar en ese camino", para valorar a continuación que la zona euro se encuentra en una posición "más fuerte" que hace 10 años.

Sin embargo, ha urgido a acometer "cuanto antes" reformas y avanzar en la unión bancaria, el programa de seguro de depósito europeo, la simplificación de la unión fiscal para incentivar la inversión y en la profundización de la unión económica y monetaria, para lo que ve "vital" llegar a un acuerdo en el mes de diciembre.

En este punto, ha apremiado a acometer reformas porque el futuro espectro político "promete ser mucho más complicado que el actual" ante el previsible avance del populismo, que hará que la región esté menos "cohesionada" y sea más "inestable", y ante el panorama electoral del año que viene, lo que conduce a que si no se toman decisiones en este trimestre se tendrán que aplazar "hasta 2020".

"Para combatir el populismo hay que ser popular. Las reformas tienen que mejorar nuestras sociedades", ha apostillado el dirigente europeo, quien apuesta por avanzar en medidas de fomento de la inclusión social y reducción de la desigualdad, y una mayor inversión en educación, capacitación e investigación, algo que ve compatible con la necesidad de la estabilidad fiscal.

A pesar de que tanto Moscovici como Calviño han reconocido que hay "riesgos" y el fin de vientos de cola como la política expansiva del BCE, han lanzado un mensaje de "confianza" y de necesidad de avanzar en la profundización de la construcción económica, en particular de la Unión Económica y Monetaria. Para ello, ambos dirigentes acudirán a una reunión este mismo jueves por la tarde en Viena del Eurogrupo y el Ecofin de cara a preparar decisiones "concretas" de aquí a final de año para los líderes europeos.