21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 23 de noviembre de 2018

    La OCDE descarta una crisis del euro por Italia y cree que la desaceleración puede retrasar la subida de tipos

    La OCDE descarta una crisis del euro por Italia y cree que la desaceleración puede retrasar la subida de tipos
    EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS

    Muestra su "sorpresa" por que España no ha sido lo "suficientemente consultada" sobre Gibraltar en el acuerdo sobre el Brexit

    MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Gurría, ha descartado este viernes que vaya a haber una crisis del euro por Italia y ha considerado que la desaceleración de la economía mundial podría retrasar la normalización de la política monetaria.

    "No va a haber crisis del euro por Italia, el tema se debatirá entre Italia y la Comisión Europea, se necesita que haya flexibilidad e inteligencia de ambas partes", ha señalado Gurría durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum.

    Gurría ha indicado que el Gobierno italiano es nuevo y "acaba de llegar", por lo que "no está acostumbrado a temas de elaboración de Presupuestos y de Europa", de forma que ve necesario hacer un trabajo de "educación y flexibilidad".

    A este respecto, ha apuntado que los países con un elevado endeudamiento público tienen un grado de libertad y maniobra "mucho menor", como el caso italiano o de Grecia, al tiempo que ha defendido que el país transalpino comience a rebajar su nivel de deuda pública como hizo ya anteriormente. "No va a ser una cosa muy clara, rápida, ni sencilla, pero al euro no lo va a poner en crisis", ha agregado.

    LA DESACELERACIÓN PODRÍA RETRASAR LA SUBIDA DE TIPOS

    Por otra parte, Gurría ha señalado que la normalización de la política monetaria es "buena", si bien ha subrayado que ésta debe ser gradual ya que la velocidad en la que se acometa "importa".

    Asimismo, ha afirmado que si se sigue confirmando la ralentización de la economía mundial, los bancos centrales "tendrán que pensárselo dos veces", de forma que podría producirse un retraso en la normalización de los tipos de interés.

    Según Gurría, la expectativa actual de la OCDE es que se produzca una normalización de la política monetaria, ante los crecimientos "positivos" de la economía de la mayoría de países, de forma que ésta sea seguida por los bancos centrales con la normalización de los tipos de interés. A pesar del ligero aumento de los tipos en los últimos meses, Gurría ha señalado que siguen siendo "históricamente bajos".

    El secretario general de la OCDE ha apuntado que el prolongado periodo de la política monetaria expansiva con tipos de interés 0% en Estados Unidos ya terminó, y aunque el bono presenta un rendimiento "históricamente muy bajo", ya se ha acometido una normalización gradual de los tipos, que espera que le siga el Banco de Inglaterra, "eventualmente" el Banco Central Europeo y finalmente Japón.

    ESPAÑA NO FUE "SUFICIENTEMENTE CONSULTADA" SOBRE GIBRALTAR

    Por otra parte, sobre el asunto de Gibraltar en el marco del acuerdo del Brexit, que los líderes europeos votarán este domingo, ha mostrado su sorpresa por que "aparentemente no fue suficientemente consultado entre las autoridades que estaban negociando el acuerdo con los españolas".

    "A todos ha sorprendido mucho el hecho de que nos acabamos de enterar de ese tema", ha enfatizado Gurría, quien ha considerado que a este asunto hay que darle un "espacio importante" a España para ir "ventilándolo y encontrando soluciones ad hoc". "Eventualmente será España, en ejercicio de su soberanía, quien tendrá que decidir si está satisfecha con los arreglos" en un tema en el que "a España no se le había puesto en alerta previamente", ha añadido.

    El dirigente de la OCDE ha dicho sentir "muy personal" el asunto del Brexit, ya que hizo campaña en contra de la desconexión del Reino Unido de la Unión Europea. "Tuve razón pero me quedé corto", ha lamentado, al calificar de "importante" el coste de la decisión para las familias, la productividad, la incertidumbre, las inversiones y la economía, que "seguramente se seguirá acumulando".

    Sin embargo, dado que el Reino Unido es miembro de la OCDE "por su propia cuenta" ha recalcado que hay que ayudar al país británico a que la desconexión se produzca de la manera más eficiente posible para las partes.

    En esta línea, opina que aunque la concreción del Brexit es un terreno "difícil", se ha avanzado "mucho", si bien en el borrador del acuerdo el asunto de Irlanda del Norte "no se resuelve totalmente", aunque en un principio hubo "alguna perspectiva", y ahora se suma el tema "importantísimo" de España y Gibraltar.

    Para leer más