16 de junio de 2019
  • Viernes, 14 de Junio
  • 26 de octubre de 2016

    Pepe Álvarez (UGT) aboga por renegociar con la UE la senda de reducción del déficit público

    BRUSELAS, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado este miércoles que los ajustes que España tendrá que adoptar para cumplir con el objetivo de déficit público del próximo año es "incompatible" con la mayoría en el Congreso y ha instado al nuevo Gobierno a "renegociar" los plazos con la Unión Europea.

    "Es incompatible, creo yo, con la mayoría que hay en el parlamento español y con las promesas que se han hecho durante la campaña. Yo creo que lo que tiene que hacer el Gobierno español en el momento en que se reconstituya es renegociar con la UE los plazos del plan de ajuste", ha señalado en Bruselas, donde se ha desplazado para participar en el Comité Ejecutivo de la Confederación Europea de Sindicatos.

    "Nosotros pensamos que esta legislatura no sólo no tiene que recortar sino que hay que recuperar derechos. Se hace de dos maneras: renegociando con la UE que no acabemos en 2018 (en relación al plazo para reducir el déficit por debajo del 3%) y mejorar la recaudación de impuestos", ha añadido.

    En la misma línea, el secretario general de UGT ha insistido en que la nueva legislatura debe servir para "recuperar" derechos que a su juicio se han ido perdiendo en los últimos años, al mismo tiempo que ha asegurado que existe una mayoría parlamentaria para derogar la reforma laboral del Partido Popular.

    Así, Álvarez ha afirmado no sólo con la abstención del PSOE, sino también con el "no acuerdo de los partidos de izquierdas" se ha perdido la oportunidad para formar un Ejecutivo "que de manera clara y directa abordara" cuestiones como la derogar de la reforma laboral.

    "Ahora, nosotros no renunciamos", ha advertido, antes de defender que es necesario "ir a una legislatura de recuperación de derechos". "Quiero que la gente sea plenamente consciente de que para la UGT esta legislatura es una legislatura en la que no tenemos que retroceder sino recuperar", ha destacado

    Por otro lado, Álvarez ha explicado que en una reunión este martes los representantes sindicales de los países del Sur de Europa subrayaron la necesidad de que la Confederación Europea de Sindicatos ejerza una labor de "contrapeso" en Bruselas que equilibre la "posición de intervención que tiene la Comisión Europea en las políticas nacionales.

    "En Alemania a nadie se le ocurre pensar que la Comisión le va a decir al Gobierno alemán si tiene que hacer un tipo de contrato o subir el salario mínimo, no lo pregunta. Ese es el sentido en el que la Confederación Europea de Sindicatos tienen que intervenir, porque si se hace se debe hacer en toda Europa y se debe seguir un patrón común", ha apuntado.