21 de mayo de 2019
  • Lunes, 20 de Mayo
  • 22 de abril de 2019

    El PSOE insiste en derogar parte de la reforma laboral y el PP le acusa de decir "lo contrario" a inversores

    Ciudadanos, preocupado por que Sánchez asuma "marcos mentales" de Podemos, que pide el voto para evitar un PSOE "anaranjado"

    El PSOE insiste en derogar parte de la reforma laboral y el PP le acusa de decir "lo contrario" a inversores
    EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS

    MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El PSOE ha insistido en la derogación de "la parte lesiva" de la reforma laboral de Mariano Rajoy de 2012 y con "acuerdo" de los agentes sociales, mientras que el PP le ha acusado de decir "lo contrario" a los inversores internacionales.

    Durante el debate económico organizado este lunes en el Círculo de Bellas Artes por el periódico digital 'Voz Populi', el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, ha asegurado que esta "parte lesiva" es "la que tiene que ver con la libertad prácticamente que tiene una parte de los empresarios a la hora de fijar las condiciones laborales y el salario".

    "Han dicho lo contrario a los inversores internacionales, ¡lo contrario!", ha replicado el responsable económico del PP, Daniel Lacalle, que ha asegurado que el Gobierno "fuera ha dicho que no va a derogar" una reforma que considera "esencial" para frenar "la sangría de empleo que provocó el PSOE".

    Asimismo, ha apostillado que considera "absolutamente aterrador" que el Gobierno de Pedro Sánchez defienda que "la mejor solución es volver a los 80 y poner a los sindicatos al control de la legislación laboral".

    UN NUEVO ESTATUTO DE TRABAJADORES CON "CONSENSO"

    Saura ha abogado por impulsar "un nuevo Estatuto de los Trabajadores" que "debe hacerse por consenso de todos los agentes económicos y sociales" y "una reforma en profundidad de las políticas activas de empleo".

    Para ello, ha reclamado una "amplia mayoría" socialista en el próximo Congreso que se configure tras las elecciones del próximo 28 de abril, pues considera que existe "una crisis de liderazgo" en la derecha, donde ve un "pacto tripartito" de PP, Ciudadanos y Vox en el que estas formaciones "compiten para decir la barbaridad más gorda".

    Por su parte, el secretario económico de Podemos, Nacho Álvarez, ha lamentado que al PSOE "le han temblado las piernas" en el Gobierno, y ha puesto como ejemplo la no derogación de esta reforma. Así, ha defendido el "voto útil" a su formación para no tener "un PSOE anaranjado" (en referencia a una posible alianza con Ciudadanos).

    PRODUCTIVIDAD Y SALARIOS

    En este sentido, el portavoz económico de Ciudadanos, Toni Roldán, ha mostrado su preocupación por que "el PSOE asuma los marcos mentales" propuestos por Podemos y ha señalado que, sin acabar con la "ultratemporalidad" del mercado de trabajo, no se podrá acabar con "la pobreza laboral". "No se suben los salarios por decreto. Ya me gustaría subirlo a 1.600 o 2.000 euros, pero necesitamos que suba la productividad", ha dicho.

    Álvarez (Podemos) ha defendido que este aumento de la productividad "se reconecte" con el crecimiento de los salarios y ha incidido en que, pese a tener la misma regulación, existen grandes diferencias en la tasa de paro por territorios, por lo que ha abogado por "una política industrial que permita mejorar el tejido productivo".

    El vicepresidente de Vox, Víctor González, ha apostado por su parte por "una reducción clarísima y valiente" de los impuestos, teniendo en cuenta que "el empleo tienen que crearlo las empresas" y "no el Estado". Asimismo, ha señalado la necesidad de implantar "una ley de huelga" con el fin de que los inversores "sepan en qué país están".

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en mercado financiero