22 de octubre de 2019
4 de abril de 2008

RSC.- Diageo y la DGT traen a España al piloto Mika Hakkinen como embajador mundial de consumo responsable de alcohol

El fabricante de bebidas espirituosas y la DGT quieren reducir al mínimo el riesgo producido por la combinación 'alcohol-jóvenes-noche'

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La compañía del sector de las bebidas espirituosas Diageo, en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT) presentaron hoy en una comida con medios de comunicación en Madrid a su embajador mundial de la campaña de consumo responsable de alcohol que a nivel mundial lleva a cabo el fabricante bajo el emblema de una de sus marcas más conocidas, Johnnie Walker: el piloto finlandés y doble campeón del mundo 1998-1999 Mika Hakkinen.

En un almuerzo celebrado en el Hotel Meliá Princesa, el piloto, --acompañado de la directora de Programas de Investigación de Accidentes de la DGT, Candelaria Mederos, su responsable de Comunicación, Francisco Altozano y el director de Asuntos Corporativos de Diageo, José Antonio Bonache-- mostró su satisfacción por ostentar, desde 2007, este cargo de embajador de la campaña, al tratarse de "una gran responsabilidad", porque muchos jóvenes de todo el mundo toman su conducción y su comportamiento como ejemplo.

En la misma idea coincidió Bonache, que explicó que esta nueva iniciativa, --que forma parte de esta campaña y que esta vez se ha centrado en el eslogan 'Estrategia de equipo: el que conduce no bebe'--, tiene como finalidad básica "reducir al mínimo las consecuencias del binomio 'alcohol-conducción', sobre todo si se le añade el binomio 'jóvenes y noche'".

La clave, y uno de las estrategias que mejor le funciona a Diageo es la colaboración estrecha con el sector hostelero, junto al que "hay que buscar soluciones alternativas para que el mensaje de responsabilidad a la hora de consumir alcohol cale en toda la sociedad, en los jóvenes --y no tan jóvenes-- especialmente", aseveró Bonache.

El mensaje, para el dos veces campeón del mundo es claro: "nunca bebáis cuando conduzcáis", algo, obvio, pero que consideró "vital en cuanto a la seguridad en carretera". Su experiencia lo corrobora: pilota coches desde los cinco años, "y sé bien cómo hay que ponerse al volante para no perder el control del vehículo", sentenció. Hace año y medio Diageo le propuso ser embajador de esta campaña internacional y su respuesta fue un sí. "Creo que puedo llevar este mensaje a todo el mundo y contribuir así a salvar muchas vidas", explicó a los periodistas.

"Si no se controla bien el coche a causa del alcohol las consecuencias pueden ser muy graves", añadió Hakkinen, que se refirió, "no sólo a la persona que conduce, sino a muchas personas inocentes a las que se puede quitar o cambiar su vida para siempre".

En palabras de la representante de la DGT, Candelaria Mederos, "el alcohol es uno de los principales problemas de seguridad vial a los que actualmente nos enfrentamos". "Conocemos de sobra las consecuencias del alcohol en los reflejos y las reacciones visuales, auditivas, etc". Ante ello, "la tolerancia debe ser cero", añadió.

Pese a que aún hay mucho que avanzar en este sentido, Mederos se mostró optimista con respecto a las cifras de accidentes y muertes en carretera producidas por el consumo de alcohol. Según datos de la DGT analizados entre 2003 y 2006, los accidentes se redujeron por esta causa un 24% en estos tres años, y en el tramo de edad entre 18 y 34 años, un 33%. Las cifras en fin de semana bajaron en este tiempo un 25%, mientras el número de fallecidos al volante por causa del alcohol fue de un 35% menos. Asimismo, mostraban alcohol en sangre un 30% menos de los conductores accidentados.

Pese a ello, "el problema sigue siendo serio", señaló Mederos, y ante ello la DGT aumentó los controles de alcoholemia estos tres años de 2 millones, en 2003, al doble, 4 millones, en 2006, con una bajada en los resultados positivos del 4,2% al 2,1%. Este éxito es la consecuencia de un trabajo conjunto, en el que los medios de comunicación "también han jugado un papel muy importante", porque han sido, y siguen siendo "grandes aliados". "Todos estamos trabajando en la misma dirección", aseguró.

Por su parte, Diageo trabaja en este sentido, según Bonache, "por la sostenibilidad del negocio, y para que nuestros consumidores disfruten de nuestras marcas de forma responsable". Así, su deseo es conseguir "consumidores adultos con la información adecuada para tomar decisiones".

Gracias a esta campaña, --y según datos de 2007 obtenidos por encargo a un instituto independiente de opinión--, un 22% de los entrevistados declaró haber moderado su consumo de alcohol la noche en que habló con los 'comandos' de Diageo--presentes en muchos locales nocturnos--, un 46% aseguró que cambiaría su actitud con respecto al consumo de alcohol en el futuro; un 63% consideró "muy acertado" que una compañía de bebidas alcohólicas realizara este tipo de iniciativas, y a un 39% le pareció una campaña "muy creíble". El 74% señaló que estas iniciativas son "útiles" y un 93% estuvo de acuerdo en la realización de este tipo de iniciativas.

Diageo comercializa en todo el mundo, además de Johnnie Walker, marcas tan conocidas como J&B, Smirnoff, Tanqueray, Guinness, Cacique, Cuervo o Baileys.