21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 4 de junio de 2008

    RSC.- Los españoles y los franceses, los europeos más concienciados medioambientalmente, según un estudio

    MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Los españoles y los franceses, con un 80% y un 82%, respectivamente, encabezan la lista de europeos más concienciados del impacto humano sobre el medio ambiente, según el Informe Electrolux sobre Medio Ambiente 2008 realizado en once países europeos y Estados Unidos.

    Así, los países mediterráneos son los que muestran un mayor nivel de concienciación respecto a este problema. Preguntados por este tema, los españoles se confiesan "mucho más conscientes hoy que hace pocos años".

    Entre las principales causas del deterioro del medio ambiente, los españoles destacan los negocios que "sólo persiguen sus propios intereses", la falta de conciencia de la gente y la escasa inversión en fuentes de energía renovables.

    Respecto a las acciones individuales, el 97% de los encuestados afirma que hace "algo" al respecto, siendo las actividades más comunes la reutilización de las bolsas de plástico (76%), la utilización de bombillas de bajo consumo (75%), y el reciclado de papeles y otros materiales en el hogar (70%).

    Además, el 70% de los españoles recicla botellas, el 60% toma más duchas en lugar de baños, el 53% deja apagados los electrodomésticos con el botón y no en posición de 'stand-by' y el 52% compara la información sobre eficiencia energética cuando adquieren un electrodoméstico.

    A LA CABEZA DE EUROPA.

    En líneas generales, los españoles se sitúan a la cabeza en el número de acciones realizadas para reducir su impacto medioambiental, con 8,6 menciones sobre 18, sólo superados por franceses (8,7), británicos (8,9) y belgas (9). Los rusos, por el contrario, con 4.8, se encuentran a la cola de dicho 'ranking'.

    En el extremo opuesto, los españoles ni priorizan apagar completamente los electrodomésticos cuando no los están usando -- algo que tampoco hacen estadounidenses y rusos-- ni compran productos con menos embalaje.