26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 21 de julio de 2008

    RSC.- El Gobierno de Castilla-La Mancha facilita el uso de escombros reciclados para la reparación de caminos rurales

    CIUDAD REAL, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Plan de Gestión de los Residuos de Construcción y Demolición de Castilla-La Mancha aprobado por el Gobierno regional hace tres años para prevenir y fomentar la reutilización de los escombros está dando ya frutos en localidades de la provincia de Ciudad Real como Daimiel, donde los escombros se están utilizando para la reparación de caminos.

    Este nuevo uso para los residuos de construcción está siendo posible gracias a la adquisición de cinco plantas móviles de machaqueo de los escombros por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural. La destinada a Ciudad Real fue cedida al consorcio de Residuos Sólidos Urbanos y se utilizó por primera vez para triturar los residuos que generó el antiguo edificio de La Atalaya de Ciudad Real.

    En esta ocasión, en virtud de un acuerdo entre el Gobierno regional y la Diputación de Ciudad Real en materia de mejora de infraestructuras rurales, la planta ha sido llevada a una escombrera de Daimiel.

    Los áridos obtenidos se están utilizando para reparar el camino que transcurre sobre el Cordel de la Ribera, incluido en el proyecto de mejora de caminos de la comarca agraria Montes Norte. Está previsto usar cerca de nueve mil metros cúbicos de escombros reciclados.

    MATERIALES RECICLADOS

    Los residuos de construcción y demolición experimentado un crecimiento muy significativo en los últimos diez años. Aunque el residuo es en su mayor parte inerte y, por tanto, tiene un bajo potencial contaminante, se suele depositar de manera incontrolada acompañado de otros tipos de residuos (voluminosos, neumáticos fuera de uso, electrodomésticos, plásticos, cartones, e incluso residuos peligrosos).

    Esto significa que puede haber una contaminación de suelos y acuíferos además de un deterioro paisajístico y la pérdida de la posibilidad de un aprovechamiento posterior para otros usos.

    La Delegación de Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Ciudad Real apuesta por fomentar el uso de estos materiales reciclados, tanto en el sector privado como en la ejecución de obras públicas.

    Para hacer posible esta eventualidad, la Delegación dispone de un detallado inventario de las escombreras existentes en la provincia donde se relacionan su ubicación y el tipo de residuos de construcción y demolición aptos para el machaqueo y que permitirá la posterior utilización de los áridos reciclados obtenidos en aplicaciones que no requieran un alto nivel de calidad, tales como arreglo de caminos, ejecución de rellenos en terraplenes o plataformas en la construcción de nuevos puntos limpios o sellado de vertederos.