21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 28 de diciembre de 2018

    La tasa de ahorro de los hogares cae al -1,2% en el tercer trimestre y sube al 5,2% sin el efecto calendario

    La tasa de ahorro de los hogares cae al -1,2% en el tercer trimestre y sube al 5,2% sin el efecto calendario
    EPDATA

    MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro se situó en el -1,2% de su renta disponible en el tercer trimestre del año, la más negativa en un tercer trimestre de toda la serie histórica, frente al -0,7% del mismo trimestre del año anterior, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

    De esta forma, la tasa de ahorro de los hogares retorna a terreno negativo después de haberse situado en terreno positivo en el segundo trimestre del año, al colocarse en el 12,5%.

    Eliminando la estacionalidad y el efecto calendario, la tasa de ahorro de los hogares subió dos décimas en el tercer trimestre, hasta el 5,2%.

    Los hogares aumentaron su renta disponible bruta un 3,8% en el tercer trimestre, hasta 171.461 millones de euros, pero su gasto en consumo se situó por encima de esta cantidad, en 173.102 millones de euros, un 4,4% más, de forma que su ahorro fue negativo. El INE lo cifra en -2.023 millones de euros, frente a los -1.138 millones de euros del tercer trimestre de 2017.

    Los hogares dedicaron hasta septiembre 13.701 millones en inversiones, un 16,7% más que en el mismo periodo de 2017. A su vez, la tasa de inversión de los hogares, eliminados los efectos estacionales y de calendario, se sitúa en el 6,1% de su renta disponible, una décima superior a la del trimestre anterior.

    De esta forma, y una vez tenido en cuenta el saldo de transferencias de capital del sector, los hogares registraron una necesidad de financiación de 16.267 millones de euros, frente a los 13.532 millones estimados para el mismo trimestre de 2017.

    MENOR CAPACIDAD DE FINANCIACIÓN DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

    En el tercer trimestre, la economía española registró una capacidad de financiación de 3.427 millones de euros, el 1,2% del PIB, por debajo de los 7.403 millones de euros del mismo periodo de 2017 (2,6% del PIB).

    Según el INE, esta menor capacidad de financiación se debe a un menor saldo de intercambios exteriores de bienes y servicios (7.734 millones frente a los 11.905 millones del mismo periodo de 2017) que, junto con la evolución de las rentas de transferencias corrientes, proporciona un saldo de operaciones corrientes con el exterior inferior en 4.123 millones al del mismo trimestre del año anterior. Asimismo, el saldo de transferencias de capital es de 698 millones, frente a 551 millones de un año antes.

    Eliminando los efectos estacionales y de calendario, la capacidad de financiación de la economía nacional se situó en el 0,9% del PIB, cuatro décimas menos que en el trimestre anterior.

    La renta nacional bruta alcanzó entre enero y septiembre los 295.928 millones de euros, un 3,6% más que en igual trimestre de 2017, por un mayor excedente de explotación de las unidades productivas residentes (+2%, hasta los 123.931 millones de euros) y una mayor remuneración percibida por los asalariados (+4,7%, hasta los 141.771 millones de euros), entre otros factores.

    La renta nacional disponible se situó en el tercer trimestre en 292.465 millones de euros, un 3,6% más que en igual periodo de 2017. En datos desestacionalizados, la renta nacional bruta avanzó un 1,1% respecto al trimestre anterior, mientras que la renta nacional disponible progresó un 0,9%.

    MENOR CAPACIDAD DE FINANCIACIÓN DE LAS AA.PP.

    De acuerdo con esta estadística, las Administraciones Públicas registraron en el tercer trimestre una capacidad de financiación de 7.335 millones de euros, frente a los 7.476 millones de euros del tercer trimestre de 2017.

    Este descenso de la capacidad de financiación de las Administraciones Públicas se produjo tras el aumento de su renta disponible en un 4,2%, hasta los 65.049 millones de euros, y el incremento de su gasto en consumo en un 4,2%, hasta los 51.851 millones de euros.

    Con todo ello, el sector registró un ahorro bruto de 13.198 millones de euros, frente a los 12.644 millones del tercer trimestre de 2017.

    SOCIEDADES NO FINANCIERAS E INSTITUCIONES FINANCIERAS

    Por lo que respecta a las sociedades no financieras, su renta disponible bajó en el tercer trimestre un 1,8%, como consecuencia del descenso en un 1,4% del saldo de rentas primarias del sector.

    La renta disponible del sector, junto con su saldo de transferencias de capital, es suficiente para financiar el volumen de inversión del sector (45.270 millones de euros, un 11,3% más).

    Por su parte, la renta disponible bruta de las instituciones financieras se estima en 6.585 millones de euros, un 42,8% superior a del mismo trimestre de 2017.

    Finalmente, el sector genera una capacidad de financiación de 7.543 millones de euros, frente a los 3.345 millones de euros del tercer trimestre de 2017.

    Para leer más