24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 23 de febrero de 2018

    La tasa de inflación de la eurozona se modera al 1,3% en enero, su mínimo desde julio de 2017

    La tasa de inflación de la eurozona se modera al 1,3% en enero, su mínimo desde julio de 2017
    REUTERS

    LUXEMBURGO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La tasa de inflación interanual de la zona euro se ha situado en enero en el 1,3%, una décima por debajo de la lectura correspondiente al mes anterior y el menor incremento de los precios en la eurozona desde julio de 2017, según ha confirmado Eurostat.

    En el conjunto de la Unión Europea (UE), la inflación interanual fue del 1,6% en el primer mes de 2018, frente al 1,7% del mes de diciembre.

    El precio de la energía registró en enero un alza interanual del 2,2%, frente al 2,9% del mes anterior, mientras que el precio de los alimentos frescos ha subido un 1,1%, ocho décimas menos que en diciembre.

    Por su parte, los bienes industriales no energéticos se encarecieron un 0,6%, frente al 0,5% del mes anterior y los servicios mantuvieron una subida del 1,2% interanual.

    De este modo, la tasa de inflación de la zona euro sin tener en cuenta el impacto de la energía se situó en enero en el 1,2%, repitiendo el nivel observado en diciembre, mientras que al excluir también la contribución de los alimentos frescos la inflación subyacente se ha acelerado al 1,2% desde el 1,1% de diciembre.

    Asimismo, al dejar fuera del cálculo el efecto de la evolución de los precios del alcohol y el tabaco, además de la energía y de los alimentos frescos, la inflación se ha situado en enero en el 1%, frente al 0,9% de diciembre.

    DIFERENCIAL CON ESPAÑA.

    Entre los países de la UE, las menores tasas de inflación interanual correspondieron a Chipre (-1,5%), Grecia (0,2%) e Irlanda (0,3%), mientras las mayores subidas de precios se observaron en Lituania y Estonia (ambos 3,6%) y Rumanía (3,4%).

    En el caso de España, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en enero en tasa interanual en el 0,7%, lo que amplía el diferencial de precios favorable a España a seis décimas, su mayor brecha desde julio de 2016.