26 de mayo de 2020
1 de agosto de 2019

El Tesoro capta 4.018 millones en deuda a largo plazo y el bono a 5 años marca mínimos

El Tesoro capta 4.018 millones en deuda a largo plazo y el bono a 5 años marca mínimos
Monedas, moneda, billete, billetes,euro ,euros, capital, efectivo, metálico, riqueza - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Tesoro Público ha colocado este jueves 4.018,5 millones de euros, algo por encima del rango medio previsto, en una nueva emisión de bonos y obligaciones, al haber elevado los costes en las obligaciones a 10 y 30 años, si bien los ha rebajado en las obligaciones a 14 años y ha registrado mínimos históricos con el bono a 5 años.

Esta ha sido la primera subasta que realiza el Tesoro después de que ayer la Reserva Federal (Fed) de EEUU rebajase los tipos de interés un cuarto de punto, en una horquilla de entre el 2% y el 2,25%, y tras la fallida investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, tras no alcanzar un acuerdo con el grupo Unidas Podemos, postergándose así la formación de Ejecutivo a septiembre y aproximándose la posible repetición de elecciones generales.

La emisión ha tenido lugar también después de que el Banco Central Europeo (BCE) apostase el pasado jueves por una actitud prudente, manteniendo los tipos en su nivel actual, aunque abriendo la puerta a una rebaja antes de junio de 2020.

En detalle, el importe adjudicado con el bono a cinco años se ha situado en 1.402 millones, frente a unas peticiones de 2.107 millones, y la rentabilidad marginal se ha colocado en el -0,237%, por debajo del -0,192% que ofreció en la subasta celebrada el 18 de julio.

En cuanto a las obligaciones, el Tesoro Público ha colocado 1.386 millones en la referencia a 10 años, frente a una demanda de 1.916 millones, y el interés marginal se ha situado en el 0,307%, superior al 0,285% registrado en la emisión del pasado 4 de julio; al tiempo que ha colocado 826,5 millones en las obligaciones a 15 años, con unas peticiones de 1.146 millones. En este caso el interés marginal ha sido del 0,608%, inferior al 1,782% de la puja del pasado 7 de febrero.

Por último, la adjudicación en las obligaciones a 30 años ha alcanzado los 404 millones, frente a una demanda de 793 millones, y la rentabilidad marginal se ha elevado del 1,187% de referencia de la subasta del pasado 4 de julio al 1,286%.

Con la emisión de este jueves el Tesoro arranca el calendario de subastas del mes de agosto, que incluye dos subastas de letras a 6 y 12 meses (martes día 13), letras a 3 y 9 meses (martes día 20) y bonos y obligaciones el miércoles día 14.

En la última emisión del pasado jueves 18 de julio el Tesoro captó 3.964,13 millones de euros en bonos y obligaciones, dentro del rango medio previsto, y lo hizo cobrando más a los inversores a tres y cinco años y rebajando la rentabilidad en la obligación a 15 años.

MÍNIMOS HISTÓRICOS EN LOS COSTES DE FINANCIACIÓN

En lo que va de año han seguido reduciéndose los costes de financiación del Tesoro, que registran nuevos mínimos históricos, con un tipo de interés de la deuda en emisión del 0,49% y del coste medio del 'stock' de deuda viva que se sitúa en el 2,34%. A su vez, siguen alargándose los plazos medios de amortización, actualmente en 7,48 años, en línea con los principales emisores europeos, según datos del Ministerio de Economía.

De hecho, el Gobierno ha reducido la emisión neta de deuda pública prevista para 2019 a 30.000 millones de euros, frente a los 35.000 millones inicialmente estimados, gracias a la buena evolución de los ingresos fiscales, la ejecución presupuestaria y el ahorro obtenido en la gestión del Tesoro. Disminuye también en la misma cantidad la emisión bruta prevista para este año, situándose en 204.526 millones de euros, un 4% inferior a la del pasado ejercicio.

La reducción en el coste medio de la deuda y las menores necesidades de financiación han supuesto un ahorro de 548 millones de euros en el pago de intereses de la deuda en lo que va de año. La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, ha indicado que en otoño (septiembre u octubre) se analizará la factibilidad de acometer una disminución de la emisión neta de deuda pública para este año.