15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 12 de junio de 2018

    Unidos Podemos dice que ligar ya pensiones al IPC sería "un buen gesto" y el PSOE se remite al diálogo social

    Unidos Podemos dice que ligar ya pensiones al IPC sería "un buen gesto" y el PSOE se remite al diálogo social
    EUROPA PRESS

    MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha asegurado que vincular las pensiones a la inflación a través de un decreto del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez "podría ser un buen gesto" para "reconocer que el IPC es el elemento troncal de revalorización", mientras que el PSOE ha emplazado este acuerdo al diálogo social, entre Gobierno, sindicatos y patronal.

    "Creo que es el momento de recuperar algo que perdimos en 2013, que es el diálogo social, eso corresponde instarlo al Gobierno y a quien correspondería responder es a la ministra (de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio)", ha manifestado la portavoz socialista en el Pacto de Toledo, Mercè Perea, minutos antes de entrar a la reunión que celebra este martes la comisión.

    Preguntada por los medios de comunicación sobre la posibilidad de volver a vincular las pensiones al incremento de los precios, Perea ha remitido al diálogo social, y ha recordado que la propia Valerio "se ha mostrado positiva o favorable a recuperar poder adquisitivo se ha perdido".

    EL GOBIERNO SÁNCHEZ, "MÁS SENSIBLE A ACEPTAR EL IPC"

    Perea había sido preguntada por las manifestaciones de su homóloga en Unidos Podemos, la diputada de En Comú Podem Aina Vidal, que celebraba el cambio de Gobierno de cara a la negociación sobre el futuro del sistema de pensiones, pues cree que debe implicar "un cambio significativo en el trato a los pensionistas".

    Asimismo, ha explicado que el PSOE es "mucho más sensible a aceptar el IPC en las recomendaciones" y que, por ello, una indexación de nuevo al IPC como un "gesto rápido" hacia los pensionistas "sería positivo". "Podría ser un buen gesto, sin duda", ha dicho.

    La reunión del Pacto de Toledo este martes es la primera que tiene lugar desde la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno tras la moción de censura contra Mariano Rajoy, y tiene lugar en un momento en el que los grupos habían logrado avances hacia un acuerdo en la cuestión que se antojaba principal escollo en las negociaciones: la fórmula de revalorización de las pensiones.

    PP PIDE QUE LA SUBIDA NO SEA SÓLO AL IPC

    Para el PP, sin embargo, el cambio de Gobierno no supone un cambio en sus planteamientos, tal y como ha asegurado su diputado José María Barrios: "Seguimos con las mismas propuestas y planteamientos", ha dicho, asegurando que las pensiones deben vincularse "a varios índices". "Es lo que mantenemos desde el principio", ha asegurado.

    Entre los elementos citados por Barrios se encuentran los salarios o la evolución de la economía, algunos de los elementos incluidos en el borrador para revisar la recomendación dedicada al mantenimiento del poder adquisitivo.

    Una garantía que, según ha defendido el portavoz de Ciudadanos en el Pacto, Sergio del Campo, está "asegurado" para esta legislatura gracias a los Presupuestos de 2018 --se incluyen subidas al 1,6% para este año y el siguiente--, que han dado, a su juicio, "un soplo de aire fresco" al Pacto de Toledo.

    Del Campo ha dicho que la negociación "dependerá de la posición del PSOE y PP con el nuevo cambio" pero que, en todo caso, su posición seguirá "como hasta ahora" para "buscar el equilibrio entre suficiencia y sostenibilidad".

    Tanto PP como Ciudadanos han rechazado una posible subida de impuestos, particularmente el IRPF, para asegurar la sostenibilidad de las pensiones. "No vemos conveniente subir el IRPF para mantener el sistema, vemos otras opciones", ha dicho Barrios, mientras que Del Campo ha recordado que para los Presupuestos su formación "peleó" precisamente para bajarlos y, por ello, ha instado a las formaciones que abogan por elevar la presión fiscal, a traer sus propuestas al Pacto de Toledo.

    LOS INGRESOS, EN EL CENTRO DEL DEBATE

    Otra de las voces que se han pronunciado a la entrada del Pacto ha sido la de Compromís, a través de su portavoz en la Comisión, Ignasi Candela, que además de haber lamentado que la nueva ministra Magdalena Valerio hubiera llamado a los diferentes grupos, ha recordado la importancia de "hablar de los ingresos" necesarios para mantener el sistema, remitiéndose a la próxima negociación del techo de gasto y los objetivos de déficit y deuda.

    También se han pronunciado al respecto PSOE y Unidos Podemos, celebrando ambas que pueda hablarse de una mejora en la recaudación para financiar las pensiones. "Si el debate es de ingresos en vez de gastos, ya es un gran avance", ha dicho Aina Vidal (En Comú), que ha pedido al PSOE que "no termine abrazando" los "postulados" de PDeCAT y PNV para recurrir a tipos como el IVA en lugar de una tasa de solidaridad a la banca o sobre las transacciones financieras.

    Por su parte, Perea ha recordado que su propia alternativa presupuestaria para el año 2018 recogía mayores ingresos para financiar las subidas de pensiones con la inflación, pero que para ello necesitan "consenso". "No creo que nadie sea ajeno a la realidad parlamentaria y necesitamos el consenso de todas las fuerzas", ha dicho.

    En todo caso, ha abogado por "hacer sostenible" el sistema del lado de los ingresos y no "del recorte de las pensiones". Sobre un posible plazo para alcanzar un acuerdo, se ha mostrado confiada en que, una vez se acuerde la revisión de la recomendación dedicada al poder adquisitivo, "el resto serán acuerdos muchos más ligeros". "Por mi parte, como si fuera mañana", ha concluido.