23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 2 de julio de 2014

    Economía.- La planta viguesa de Citroën reduce una nueva jornada laboral en julio por estancamiento de demanda

    Decenas de personas se concentran para pedir la readmisión de dos empleados despedidos "de forma injusta"

    Economía.- La planta viguesa de Citroën reduce una nueva jornada laboral en julio por estancamiento de demanda
    EUROPA PRESS/GALIZACIG

    VIGO, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La evolución de la demanda en el sector de la automoción, que obligó a reducir días laborables el pasado mes de junio, también repercutirá en el calendario de producción de julio de la planta de PSA Peugeot Citroën en Vigo, y obligará a mantener 18 días laborables y suprimir el sábado de trabajo previsto en la línea que monta los monovolúmenes --el sistema dos--.

    Así lo han comunicado fuentes sindicales a partir de la reunión mantenida con la dirección de la planta viguesa. De esta forma, en el mes de julio habrá 18 días laborables, pero el sistema dos no trabajará el sábado día 12 como estaba previsto.

    Además, durante la semana laborable 29, los horarios del turno variable de esa misma línea se verán reducidos a 6 horas y 55 minutos en el área de montaje y a 6 horas y 21 minutos en el de ferraje.

    Asimismo, en agosto se han fijado 10 días laborables --de lunes a viernes-- durante las semanas 34 y 35, no habiendo ninguna previsión de producción para sábados o días no laborables. Además, el horario del turno de noche de montaje será de 6 horas y 15 minutos, y el del turno B del sistema dos será de 7 horas y media.

    En lo relativo al mes de septiembre, está previsto que las dos líneas --monovolúmenes y el sistema 1 de montaje de furgonetas-- permanezcan sin actividad durante dos días. Finalmente, habrá una parada en todo el centro durante la semana 44, de octubre, a lo que se sumará otro día sin actividad en los dos sistemas.

    HUELGA DE HAMBRE

    Por otro lado, durante este miércoles, la planta de Citroën ha sido escenario de una concentración para pedir la readmisión de dos trabajadores despedidos la semana pasada "de forma injusta" y "sin fundamentos", motivo por el que otros dos empleados se pusieron en huelga de hambre este martes.

    El Bloque Nacionalista Galego ha manifestado su apoyo "máximo" tanto a los dos despedidos como a los trabajadores que se encuentran en huelga de hambre y han pedido que la dirección "reconsidere su postura y sea capaz de reconducir, mediante la readmisión de los despedidos, una situación que sólo genera mayor conflictividad en una empresa con extremas condiciones de trabajo".

    Por ello, ha anunciado que se dirigirá a la dirección de la empresa para manifestarles "la necesidad de modificar" esta situación y ha avisado de que "no descarta elevar el conflicto a otras instancias institucionales" para reclamar su intervención para poder adoptar medidas que permitan llegar a una solución "satisfactoria".

    El Partido Comunista de Galicia, por su parte, también ha expresado su "solidaridad" con los trabajadores despedidos y ha denunciado que Citroën ejerce una "presión enfermiza sobre sus trabajadores", con "ritmos de trabajo brutales, traslados arbitrarios, discriminaciones ofensivas, sanciones y despidos".