22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 25 de septiembre de 2009

    El G-20 acuerda ceder un 5 por ciento de su voto en el FMI a favor de los países menos representados

    PITTSBURGH, 25 Sep. (Reuters/EP) -

    Los líderes del G-20, integrado por las economías emergentes y desarrolladas, acordaron este jueves ceder un cinco por ciento de su voto en el Fondo Monetario Internacional (FMI) a los países que cuentan con poca representación en el organismo, según confirmaron fuentes de los países miembros.

    El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, confirmaron el acuerdo alcanzado por los líderes que representan al 85 por ciento de la economía mundial reunidos en Pittsburgh, Pensilvania. "Hemos llegado a una conclusión esta noche para reformar el FMI y dar más protagonismo a los países que tienen menos peso", indicó Barroso.

    A pesar de que en un principio los líderes europeos se mostraron reacios a dar más voz a los países emergentes, la presión de Estados Unidos parece haberles convencido para transferir un cinco por ciento de su voto, algo menos de los siete puntos que pedían algunos países, pero aún así un cambio de política importante.

    "Lo que estamos intentando conseguir es minar las diferencias entre un número de países en Europa que, sin lugar a dudas, van a tener que adaptarse a los nuevos cambios", recalcó el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, poco antes de aprobarse la propuesta.

    LARGO RECHAZO

    No obstante, los países más ricos de Europa se habían opuesto ha esta medida firmemente ya que se resisten a perder su peso en el FMI. "Los europeos no quieren ceder sus asientos", indicó una fuente de la cumbre que explicó que si las economías emergentes cobraban más importancia, deberían adquirir más responsabilidades con el ente que ha aprobado billones de dólares en paquetes económicos de emergencia para los países más afectados por la crisis económica.

    "Por supuesto que las cosas tienen que cambiar para que países como China salgan benefiados con el cambio. Pero aquellos que quieren recibir más también deberían comprometerse a dar más", precisó la fuente. "Esta cuestión es indifente para los americanos, que pase lo que pase, seguirán siendo los más poderosos", agregó.

    Según el borrador de la declaración final de la cumbre del G-20, los grandes beneficiados de la propuesta van a ser precisamente China, Brasil, Rusia e India. El poder de voto en el Fondo Monetario Internacional (FMI) viene determinado por las cuotas de los países miembros, que se calculan de acuerdo al peso económico y comercial de cada país.