4 de diciembre de 2020
21 de marzo de 2017

2GN, una aplicación española que quiere "revolucionarlo todo" fomentando la economía de barrio

  • 2GN, una aplicación española que quiere "revolucionarlo todo" fomentando la economía de barrio
2GN

MADRID, 21 Mar. (EDIZIONES) -

"Queremos volver a conectar a la gente", explica el CEO de la startup balear 'Two Good Neighbors' ('Dos Buenos Vecinos en castellano), Aitor Torres, más reconocida por sus siglas 2GN. Él lidera un proyecto con un mes de vida que pretende "revolucionarlo todo" fomentando la economía de barrio desde una aplicación móvil.

2GN funciona de manera similar a otras reconocidas apps móviles a través de las cuales, los usuarios que se encuentran a poca distancia pueden intercambiar o comprar cosas o encontrar a alguien que les pasee el perro o que se lo quede durante un fin de semana. Pero 2GN incluye algunas peculiaridades: aquí se pueden vender y comprar bienes y servicios, pero además se puede contratar a un fontanero profesional, encontrar profesor particular de francés o buscar voluntarios para que cuiden a una persona dependiente durante unas horas a la semana.

"Nuestra función principal es integrar y desarrollar principalmente las barriadas", explica Torres, que asegura que la idea de crear una app de este tipo viene de haberse dado cuenta de que "la crisis que vivimos es más de valores que económica", y que para superarla era necesario "humanizarnos". Para ello, Torres apunta a la necesidad de "recuperar el contacto con la gente del barrio". Insiste en la importancia de "volver a comunicarnos con los que nos rodean". Porque según él la clave está en que "la gente tiene ganas de conocer a sus vecinos".

Esta aplicación con sede legal en Mallorca permite, además de acceder a una lista de productos y servicios que los vecinos de un barrio o ciudad han puesto a la venta en un apartado que han llamado 'Bazar', crear un perfil personal en el que se especifiquen cuáles son las habilidades que cada usuario puede ofrecer a su comunidad.

Así, mediante un algoritmo, cuando un usuario solicita un servicio cuyos requerimientos coinciden con las habilidades de algún otro vecino también registrado, la aplicación se lo muestra como sugerencia. De esta manera ambos usuarios pueden empezar una conversación a través del chat de la aplicación para intentar llegar a un acuerdo comercial y cerrar el trato.

La intención de los propulsores de 2GN es que a través de su creación los vecinos de un barrio pueden encontrar servicios tan variados como un fontanero, un persianista, alguien que dé clases particulares de física o un voluntario que cuide de una persona anciana durante unas horas.

De esta manera, según explican desde la compañía, los vecinos pueden sacarse un dinero extra, conectar con personas que requieran sus habilidades profesionales o colaborar en mejorar la vida de su comunidad.

UN INTERMEDIARIO PARA QUE LOS DE CERCA SE CONOZCAN

En este caso 2GN solo actúa como intermediario, así cuando se trata de labores remuneradas son los propios usuarios quienes deben hacerse cargo de la fiscalidad. "Nosotros abogamos por la transparencia, y por eso en nuestra nueva web, que saldrá poco al público, explicamos que si se gana dinero de forma esporádica lo que hay que hacer es señalarlo en la declaración de la renta, así como si se hace de manera continuada pero no como modo de vida", indica el empresario balear.

"Si alguien se gana la vida de los servicios que sus vecinos le solicitan desde la app y hasta el momento no era autónomo, tiene que darse de alta", añade el fundador de 2GN. "Nosotros en lo que insistimos es en que se regule la actividad" añade.

EL FOCO PUESTO EN LO SOCIAL

"Lo que queremos es que esta app sea un instrumento de integración social", explica Torres. Para él y para su equipo, formado por el momento por 7 personas, el objetivo es "crear comunidad y crear barrio".

Según indican desde 2GN, si todos los usuarios del barrio tuvieran y usaran la aplicación, se podría "revolucionar todo". "Si fuesemos capaces de llevar este proyecto adelante la dinamización de la sociedad sería total", apunta el fundador de 2GN. Torres hace hincapié en que se podría llegar a una situación en la que "todo el mundo viviese de lo que sabe hacer" además de "conseguirse la conciliación total".

Además del fomento de la economía de barrio, según cuentan desde la empresa, 2GN a partir del próximo mes de abril contará con otra particularidad. Pronto la plataforma tendrá un espacio dedicado a personas dependientes. "Los perfiles de personas dependientes se distinguirán de los demás con un corazón", concreta Torres.

UNA NECESIDAD PERSONAL CONVERTIDA EN STARTUP

El CEO de 2GN explica que la idea de integrar a los dependientes en su plataforma nace de una necesidad personal. "En mi familia hay una persona dependiente", desvela en su entrevista con Europa Press. Torres recalca que a través de la plataforma las personas dependientes pueden ofrecer sus trabajos o aquellos productos artesanos que elaboran y que pueden hacerlo de manera gratuita o cobrando. Así, si se les contrata o compra algo, "se les puede hacer un bien directo", puntualiza el emprendedor.

Para poner el foco en su función social, 2GN pondrá en marcha próximamente una fundación que servirá como herramienta fiscal y que según comenta Torres "permitirá a los usuarios hacer donaciones para cubrir parte de los gastos de las personas dependientes".

"Lo que buscamos es que todo el mundo esté mejor y que no sea a través del dinero del estado, que nos cuidemos unos a los otros y ayudándonos los unos a los otros con trabajo activo podemos cambiar la sociedad", insiste el fundador de la aplicación.

LA APP DE MALLORCA PUDO NACER EN EEUU

Aitor Torres ya ha puesto en marcha tres startups y es matemático de formación. Durante su trayectoria profesional ha pasado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts, más conocido por sus siglas en inglés MIT, donde recibió una oferta de medio millón de dólares para financiar el proyecto de 'Two Good Neighbors' que finalmente rechazó para volver a España.

Sobre su aventura empresarial aquí el emprendedor asegura que el arranque "está siendo difícil", y a pesar de que ahora 2GN se encuentra inmersa en una ronda de inversión, asegura que él y su equipo están viendo que en España es "muy difícil emprender en negocios de impacto".

Para él, la principal traba es financiera. Concretamente resalta la "falta de mecenazgo", algo que achaca a que las empresas mecenas "solo se desgravan un 35%", algo que según él explica que "les cueste invertir".

Pese a ello, desde la startup se muestran optimistas. Por el momento, en el primer mes han conseguido alcanzar las 13.000 descargas, y según apuntan su ambición es grande, ya que esperan "alcanzar los 2.000 millones de usuarios, el mismo número de smartphones que hay en el planeta".

Para leer más