25 de noviembre de 2020
19 de agosto de 2007

Hasta el 3,5% de las hipotecas concedidas por bancos españoles podría estar en riesgo por la crisis

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

Hasta el 3,5% del crédito concedido por las entidades bancarias a través de hipotecas residenciales podría estar en peligro por las subidas de tipos de interés y otras dificultades para el pago de las mismas, según expertos del sector consultados por Europa Press. Las condiciones en que esa parte del crédito ha sido concedida no implica tanto riesgo para las entidades españolas como las del negocio 'subprime' o de alto riesgo en Estados Unidos, pero sería la parte del mercado español que más se le asemejaría y la "menos fiable, la más sensible a los cambios" y que más preocuparía a las entidades.

Con casi un billón de euros en créditos hipotecarios concedidos por bancos, cajas y otras entidades financieras, el saldo dudoso se elevaría hasta los 34.221,14 millones de euros, según cálculos realizados por Europa Press sobre los últimos datos publicados por la Asociación Hipotecaria Española del mes de mayo.

En Estados Unidos, donde la crisis del 'subprime' es severa y una realidad, las hipotecas de alto riesgo a interés variable y que más problemas están generando al sector suponen el 8% del mercado. Con un saldo vivo de hipotecas residenciales de 7,29 billones de euros (10 billones de dólares), el negocio 'subprime' supondría 583.941 millones de euros (800.000 millones de dólares), según un informe del sector de Morgan Stanley.

La firma americana resta importancia a las crisis, incluso en Estados Unidos, y hace un cálculo para "situar las cosas en contexto". En concreto, puntualiza que muchos expertos consideran que cerca del 20% de esta deuda resultará impagada en Estados Unidos lo que, con un criterio conservador de pérdida del 50%, la pérdida económica global ascendería a 58.394 millones de euros (80.000 millones de dólares) o, lo que es lo mismo, el 0,6% del PIB americano.

En cualquier caso y volviendo a España, las mismas fuentes dejaron patente que el análisis que se puede realizar del mercado hipotecario norteamericano es "inaplicable" en España, ya que las políticas de riesgo de las entidades no tienen nada que ver. De hecho, resaltaron que las hipotecas que se han concedido como de alto riesgo en Estados Unidos durante el periodo previo a la crisis desatada ni siquiera se habrían considerado en España.

LA BANCA ESPAÑOLA SE ESCUDA EN SU PERFIL COMERCIAL

Uno de los puntos fuertes de la banca española para afrontar esta crisis es, según los citados expertos, su perfil principalmente comercial, que le permite casi declarar inexistente su exposición a este fenómeno del 'subprime'.

De hecho, los dos grandes bancos españoles ya se han pronunciado en este sentido. Santander ha subrayado que su exposición a este tipo de créditos es baja ya que cuenta con un bajo nivel de créditos a promotores --de los más problemáticos en Estados Unidos--, según declaró su consejero delegado y vicepresidente segundo, Alfredo Sáenz, que además indicó "no ver indicios sólidos" de que el riesgo inmobiliario vaya a ser "estridente".

El BBVA, por su parte, no tiene riesgo de 'suprime' en ninguno de los mercados en los que opera, ni de forma directa ni a través de fondos de inversión, según confirmaron a Europa Press fuentes del sector, aunque igual que el resto del sector y la bolsa en general se ha visto perjudicado por las caídas en los parqués de todo el mundo.

En este sentido, analistas de Renta 4 consultados por Europa Press destacaron que el problema de riesgo del negocio 'suprime' reside en la incertidumbre de conocer y saber cuál es su verdadera magnitud, ya que nadie conoce realmente quién ha suscrito esa deuda "colaterizada" ni qué sectores tienen realmente en su balance este riesgo 'subprime', que no está en el de los bancos, sino del lado de algunos inversores.

CASTIGO BURSATIL POR EL MIEDO AL CONTAGIO

El principal efecto del 'subprime' ha llegado de la mano de la bolsa y se ha dejado notar de especial forma en el sector bancario, que se ha visto fuertemente castigado. Santander, enfrascado en la operación del consorcio del que forma parte junto a Royal Bank os Scotland (RBS) y Fortis, ha sido el que mejor comportamiento ha mostrado tanto en la semana como en el último trimestre, cuando más se han acentuado los efectos de la crisis.

En concreto, el Santander ganó un 0,89% en los últimos cinco días, pero en el acumulado trimestral se ha dejado un 1,45%. En todo caso, la rentabilidad que acumula el banco en lo que va de 2007 es negativa y queda fijada a precio de cierre del viernes en un descenso del 1,16%.

Banesto y Banco Sabadell son de los más perjudicados dentro de las cotizadas del sector, perdiendo un 17,57% y un 15,56% en el último trimestre. A continuación se sitúan Banco Popular (-10,60%), BBVA (-9,41%) y Bankinter (-7,27%).