29 de octubre de 2020
9 de enero de 2020

El 83,5% del capital de Repsol opta por recibir el dividendo en acciones

El 83,5% del capital de Repsol opta por recibir el dividendo en acciones
Sede de Repsol - REPSOL - ARCHIVO

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los titulares del 83,5% del capital de Repsol han optado por recibir nuevas acciones de la compañía en el marco de su programa de dividendo flexible, según informó la petrolera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta manera, el número definitivo de acciones ordinarias de un euro de valor nominal unitario que ha emitido la compañía en el aumento de capital es de 38,647 millones, lo que supone un incremento de aproximadamente el 2,53% sobre la cifra de capital social previa al aumento de capital.

Por su parte, los titulares del restante 16,5% del capital se han decantado por el compromiso irrevocable de compra de derechos asumido por Repsol.

Así, la petrolera ha adquirido un total de 252,017 millones de derechos por un importe bruto total de 106,855 millones de euros. La compañía presidida por Antonio Brufau ha renunciado a las acciones correspondientes a los derechos de asignación gratuita adquiridos en virtud del indicado compromiso de compra.

El aumento de capital ha quedado cerrado este jueves, conforme al calendario previsto para la ejecución de la ampliación. Está previsto que las nuevas acciones del aumento de capital sean admitidas a negociación el próximo 22 de enero y que el 23 de enero comience su contratación ordinaria.

0,424 EUROS.

Dentro del programa de dividendo flexible de Repsol, el número de derechos de asignación gratuita necesarios para recibir una acción nueva fue de 33, mientras que el precio fijo garantizado del compromiso de compra de derechos fue de 0,424 euros brutos por derecho.

El importe total a pagar a los accionistas por la petrolera correspondiente a las cuentas de 2019 se completará con el dividendo complementario que se abonará en torno a julio.

Repsol prevé un crecimiento anualizado del 8% en su retribución al accionista en el periodo de su plan estratégico 2018-2020, con un dividendo de en torno a 0,95 euros en 2019, tras abonar 0,916 euros brutos en 2018, y recuperar el nivel de un euro en 2020.

El grupo dirigido por Josu Jon Imaz aplica en lo que respecta a su política de retribución a sus accionistas la fórmula de 'scrip dividend', junto con un programa de recompra de títulos que, con su amortización, evita la dilución de quienes opten por cobrar en efectivo, lo que eleva el beneficio por acción.

Para leer más