22 de abril de 2019
  • Domingo, 21 de Abril
  • Sábado, 20 de Abril
  • Jueves, 18 de Abril
  • 26 de agosto de 2016

    AB InBev prevé el recorte unos 5.500 empleos tras la compra de SABMiller

    LONDRES, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Anheuser-Busch InBev (AB InBev) espera llevar a cabo un ajuste de plantilla que afectará "aproximadamente al 3% del total de la fuerza de trabajo" del grupo combinado tras la adquisición de la cervecera británica SABMiller, lo que podría suponer el recorte de alrededor de 5.500 puestos de trabajo.

    Una portavoz de la cervecera belga indicó a Europa Press que "la cifra esperada de empleos perdidos es de aproximadamente 5.500", aunque reconoció que AB InBev "no está en disposición de ofrecer una cifra definitiva del número empleados del grupo combinado" como consecuencia del proceso de desinversiones en marcha, lo que impide tener "una completa visibilidad de determinadas áreas hasta el cambio de control".

    Asimismo, la portavoz de AB InBev explicó que "estas reducciones de empleo se implementarán gradualmente, en fases, durante un periodo de tres años tras el cierre de la operación" y subrayó que cualquier cambio que afecte a los trabajadores "se realizará respetando la legislación aplicable".

    En este sentido, el consejo de administración de AB InBev señala en la nueva documentación publicada sobre la compra de SABMiller que para alcanzar los beneficios de la operación previstos y optimizar la estructura del grupo será necesaria una reestructuración y reorganización operacional y administrativa tras completarla.

    "El trabajo para la integración desarrollado hasta la fecha ha confirmado el potencial para generar ahorros de costes en áreas reduciendo personal en funciones superpuestas donde podría producirse una duplicación", señala la empresa.

    AB InBev expresa su intención de que la sede del nuevo grupo combinado siga estando en Lovaina (Bélgica), mientras mantendrá en Nueva York su oficina de gestión, lo que implicará la integración de las funciones de administración central de AB InBev y SABMiller y podría suponer pérdida de puestos de trabajo en la sede de la cervecera británica en Woking (Reino Unido) en un breve periodo tras el cierre de la transacción.

    AB InBev llegó a un acuerdo para la compra de SABMiller en octubre de 2015, propuesta que fue revisada al alza en julio, hasta los 79.000 millones de libras (92.289 millones de euros), ante las preocupaciones causadas por la volatilidad en el mercado de divisas a raíz de la victoria del 'Brexit' en el referéndum del pasado 23 de junio.

    Según la nueva propuesta del dueño de Budweiser, los accionistas de SABMiller serán acreedores al cobro de 45 libras en efectivo por cada título en su poder, frente a las 44 libras contempladas en el acuerdo aceptado por la cervecera británica en octubre de 2015.

    Asimismo, un 41% de los accionistas de SABMiller tendrán a su disposición la opción de recibir alrededor de 51,54 libras esterlinas a razón de 0,483969 acciones restringidas y el pago de 4,6588 libras en efectivo.