9 de agosto de 2020
23 de septiembre de 2009

La AEB dice que "ni un sólo banco" aplica las comisiones máximas

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, indicó este miércoles que "ni un sólo banco" español aplica las tarifas máximas en sus comisiones, por lo que restó validez al informe de la Comisión Europea que situaba a los bancos españoles a la cabeza de la lista de los que cobran las tasas más altas en toda la UE junto a Italia.

En concreto, Martín subrayó que el propio informe reconoce que las fuentes de información no son muy correctas en el caso de España, por lo que toma las tarifas máximas qeu las entidades comunican al Banco de España. "Ni un solo banco aplica las tarifas máximas, por lo que (el informe) no tiene ni la más mínima validez", sentenció.

Según explicó, el informe de la Comisión compara las tarifas máximas españolas con las tarifas de otras entidades de otros países. "Posiblemente sean las mayores, pero jamás se aplican las tarifas mayores. Hay mucha gente que aplica cero, más mínimo no puede ser", apuntó.

El estudio de Bruselas compara el coste de una cuenta corriente en los Veintisiete Estados miembros, incluyendo comisiones de apertura y mantenimiento, uso de tarjetas de crédito o transferencias, entre otros. Para ello, se analizaron las principales entidades financieras de cada país, que cubren el 81% del mercado comunitario. En el caso de España, la selección incluye 18 bancos y cajas, entre los que se encuentran el BBVA, Santander, Popular, La Caixa, Caja Madrid o Bancaja.

El ranking resultante refleja que España es el segundo país más caro de la UE, ya que el precio de una cuenta corriente de uso medio asciende a 178 euros. Sólo le supera Italia, con un coste de 253 euros. "Hay países que se sitúan sistemáticamente en la parte alta por lo que se refiere a los precios, especialmente Italia y España", destacó la comisaria responsable de Protección de Consumidores, Meglena Kuneva.

El informe resalta que en España "todas las comisiones (bancarias) importantes son muy altas" y se sitúan muy por encima de la media. No obstante, Bruselas puntualiza que en España "los precios están sujetos a negociación caso por caso entre el cliente y su banco, por lo que los costes reales deberían ser inferiores que los recogidos en las listas oficiales de precios".