19 de junio de 2019
17 de agosto de 2016

¿Ahorrar en el consumo del aire acondicionado? Te damos cinco claves para conseguirlo

¿Ahorrar en el consumo del aire acondicionado? Te damos cinco claves para conseguirlo
JUNKERS

MADRID, 17 Ago. (EDIZIONES) -

Durante las últimas semanas el aire acondicionado se ha vuelto el mejor amigo de muchas familias. El calor asfixiante del sur o el centro del país y la humedad de la brisa marina en las zonas costeras hacen que el clima veraniego obligue a muchos a pasarse a la climatización artificial.

Pero, ¿hasta qué punto influye en la factura de la luz la utilización de estos aparatos?

Aunque como todo instrumento eléctrico el aire acondicionado aumentará nuestra factura de la luz, el ascenso no tiene por qué dañar los bolsillos si se elige el aparato adecuado, se hace un uso responsable de él y se siguen los siguientes consejos de ahorro:

1. GUIARSE POR LA NORMATIVA ENERGÉTICA

Lo principal para ahorrar electricidad es escoger un aparato de aire acondicionado que no derroche energía. Por eso, es imprescindible guiarse por el etiquetado energético a la hora de optar por uno u otro, según indican desde Junkers, la marca de aparatos de climatización de Bosch Termotecnia.

Se debe escoger según la calidad del producto y confirmar su cumplimiento con la normativa energética para evitar caer en la tentación de comprar un aparto que 'a priori' pueda parecer barato pero que finalmente, por su uso excesivo de energía, acabe resultando más caro.

2. REGULAR LA TEMPERATURA

No abusar del frío es importantísimo. Se debe establecer una temperatura constante que ronde entre los 22 y los 26ºC. Hay que tener en cuenta que por cada grado de temperatura que se disminuya, el consumo eléctrico puede crecer hasta en un 8%.

3. CUIDAR AL APARATO

Para que el funcionamiento sea óptimo y no exista malgasto de energía, es importante mantener el aparato de aire acondicionado siempre en buenas condiciones. Para ello, lo más recomendable es limpiar los filtros cada seis meses coincidiendo con los cambios de estación.

4. VENTILAR LA CASA EN LAS HORAS MÁS FRESCAS

Abrir las ventanas y ventilar la casa es importante tanto para salud como para el ahorro. Aprovechar las horas más frescas, generalmente a partir del anochecer, para dejar entrar aire fresco a la casa nos permitirá ahorrar y mantener una temperatura agradable durante todo el día.

Además, en días muy calurosos es más recomendable no abrir las ventanas para no tener que invertir tanta energía en volver a refrigerar la sala hasta conseguir una temperatura agradable.

5. ACONDICIONAR LA CASA

Otra manera de no malgastar energía es protegiendo la vivienda del sol. Instalar toldos que no dejen entrar los rayos de sol en las horas de máximas temperaturas hará que nuestro aparato acondicionado sea más eficiente.

Asimismo, es también recomendable cerrar las persianas o correr las cortinas para proteger la vivienda del sol o el calor y evitar un sobresfuerzo del aparato refrigerador.

6. HACER USO DEL PROGRAMADOR

Lo esencial para ahorrar, ya sea energía o cualquier otra cosa, es no malgastar. Por eso, hacer uso del programador del aparato de aire acondicionado ayudará mucho a que la factura de la luz no se eleve demasiado durante los meses de más calor.

Si lo que se quiere es mantener la casa en una temperatura agradable de manera constante, lo más recomendable es programar el aire acondicionado para que se encienda unos minutos antes de la hora de llegada a casa y que se apague unos minutos después de que todo el mundo se haya echado a dormir.