28 de noviembre de 2020
25 de junio de 2007

(Am)Economía/Empresas- Iberdrola compra la estadounidense Energy East por 3.400 millones y asume 3.000 millones de deuda

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola ha acordado comprar el 100% del capital de la eléctrica estadounidense Energy East por un importe de 3.400 millones en efectivo además de asumir su deuda, que asciende a 3.000 millones, lo que otorga un valor a la compañía de 6.400 millones, informó hoy Iberdrola.

El consejo de administración de la compañía eléctrica española aprobó hoy por unanimidad la oferta, que ya ha sido aceptada por el máximo órgano de gobierno de la empresa norteamericana, que opera en los negocios de distribución, generación y comercialización en cinco estados de Norteamérica: Nueva York, Maine, Massachusetts, New Hampshire y Connecticut.

La operación, de carácter amistoso y que se articulará mediante el procedimiento de fusión por absorción, valora cada acción de Energy East en 28,50 dólares estadounidenses (21,08 euros) y el capital social ordinario en, aproximadamente, 4.500 millones de dólares estadounidenses (3.400 millones de euros). Esta cifra representa una prima del 20,2% sobre el precio medio de la acción de la empresa durante los últimos 30 días (27,4% sobre el precio de cierre del pasado viernes).

La operación, sujeta a la aprobación de los accionistas de Energy East y a la obtención de las autorizaciones necesarias, se cerrará previsiblemente a lo largo de 2008.

La integración de Energy East en el Grupo Iberdrola se realizará a través de una filial en Estados Unidos, Green Acquisition Capital Inc, a la que se dotará de los recursos financieros necesarios. En el acuerdo, el Banc of America Securities y ABN AMR han actuado como bancos asesores de la eléctrica española.

El Consejo de Administración de Iberdrola analizará las distintas alternativas disponibles para financiar la operación y para seleccionar la que resulte óptima para mantener su solidez financiera y sus niveles de rating.

La compra se enmarca en la apuesta de Iberdrola por la expansión internacional y en el interés por aumentar su presencia en el mercado estadounidense y servirá para acelerar la consecución de los objetivos del Plan Estratégico aprobado en octubre de 2006.

En este sentido, tras cerrarse la operación, Galán destacó que la compra de Energy East servirá para avanzar en el "proceso de internacionalización" y consolidar su posición como "una de las compañías eléctricas más importantes del mundo". Según Galán, Estados Unidos representa una "importante oportunidad de crecimiento", por lo que la adquisición de Energy East supone un "paso adelante" en la estrategia de "construir una plataforma atlántica" que complete la relevancia internacional adquirida con la compra de Scottish Power.

"Damos la bienvenida a los empleados de Energy East --continuó Galán-- y queremos apoyarnos en nuestra experiencia combinada para ayudar a conseguir algunos de los retos energéticos y ambientales más importantes del nordeste de Estados Unidos".

Por su parte, el presidente y consejero delegado de Energy East, Wesley von Schack, aseguró que esta operación constituye una "oportunidad única para crear más valor para los accionistas de Energy East y para construir un mejor futuro" para la compañía, así como para los empleados y los Estados para los que trabajan.

"Los legisladores reconocen ahora la necesidad de llevar a cabo significativas inversiones en nuestro sector", dijo von Schack. "Nuestro objetivo es colaborar con los Estados en los que estamos presentes para ayudar a conseguir las metas de fomento de las energías renovables, mejorar la eficiencia energética e invertir en infraestructuras energéticas seguras y fiables".

En su opinión, la combinación con Iberdrola "transformará la manera en la que hacemos negocios". "Aunque Iberdrola es una compañía global, gestiona sus operaciones a nivel local", por lo que se congratuló por que los tres millones de clientes de Energy East "puedan continuar confiando en aquellas personas que ya conocen y con las que trabajan en nuestra compañía para seguir recibiendo una excelente calidad en el servicio".

TRES EMPRESAS EN EL ÚLTIMO AÑO

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ya anticipó durante la reciente Cumbre de Líderes Energéticos la intención de la eléctrica de expandirse por Estados Unidos, "una de las oportunidades de crecimiento más importantes para su negocio". En este sentido, Iberdrola ha adquirido en los últimos doce meses tres empresas de energías renovables en Estados Unidos: en mayo de 2006 se hizo con Community Energy (CEI), con sede en Pennsylvania; en octubre de ese año compró MREC Partners (y su filial Midwest Renewable Energy Projects), cuya sede radica en Iowa, y ya en abril de 2007 ha tomado el control de CPV Wind Ventures LLC, con sede en Maryland. A ellas hay que añadir PPM, con sede en Oregón, filial de ScottishPower.

Energy East es una sociedad constituida de acuerdo con las leyes del Estado de Nueva York, cuyas acciones cotizan en la Bolsa de Nueva York. Es la matriz de un grupo de sociedades dedicado a la producción, distribución y comercialización de energía eléctrica y gas natural, desarrolla su actividad en cinco estados de la región nordeste de Estados Unidos: Nueva York, Maine, Massachusetts, New Hampshire y Connecticut.

Esta compañía también lleva a cabo actividades de distribución de gas, habiendo alcanzado los 920.300 puntos de suministro. Cuenta con una red de distribución de 39.657 kilómetros y en 2006 la cifra de gas distribuido alcanzó los 5,20 bcm. Asimismo, posee una red de transporte de gas de 295 kilómetros.

De hecho, los estudios sobre la operación comenzaron a principios de 2006 y los contactos iniciados el pasado verano se han prolongado hasta la fecha de hoy por la necesidad de cerrar con anterioridad la adquisición de la empresa escocesa. Tras la adquisición, el nuevo Grupo Iberdrola se consolidará como uno de los mayores operadores eléctricos del mundo, con un valor de empresa a día de hoy de cerca de 83.000 millones de euros.