21 de noviembre de 2019
16 de octubre de 2019

Ana Botín y otros 29 consejeros delegados se suman a una alianza por el desarrollo sostenible de la ONU

También se unen los consejeros delegados de Allianz, Citigroup, Enel y UBS, entre otros

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, y otros 29 presidentes y consejeros delegados de empresas de varias partes del mundo se han sumado este miércoles a la Alianza de Inversores Global por el Desarrollo Sostenible (GISD), una iniciativa de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para invertir "billones de dólares" del sector privado en financiar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La Alianza estará copresidida por el consejero delegado de Allianz, Oliver Bäte, y la consejera delegada de la Bolsa de Johanesburgo, Leila Fourie.

Entre los ejecutivos que se han unido a la iniciativa también se encuentran el consejero delegado de Citigroup, Michael Corbat, el consejero delegado de Enel, Francesco Starace, y el consejero delegado de UBS, Sergio Ermotti.

"Nos enfrentamos a un aumento de la desigualdad, una mayor devastación de los conflictos y desastres y a un rápido calentamiento de la Tierra. Estos líderes han aprovechado nuestro sentimiento de urgencia y reconocido que nuestro camino debe ser a la carrera, no a trompicones", ha subrayado el secretario general de la ONU, António Guterres.

De su lado, Bäte ha afirmado que invertir en el desarrollo "estable" de las sociedades "no es solo lo correcto, sino que también incluye oportunidades económicas".

"En Enel hemos integrado plenamente la sostenibilidad en nuestro modelo de negocio y en nuestras operaciones, aumentando la rentabilidad de la empresa. Mirando hacia el futuro, la Alianza GISD proporcionará el foro perfecto para acelerar el compromiso del sector privado hacia modelos de negocios sostenibles y permitir que las finanzas sostenibles impulsen una mejora social, económica y ambiental en todo el mundo", ha apostillado el consejero delegado de Enel.

Durante los próximos dos años, el grupo de ejecutivos buscará soluciones para desbloquear financiación a largo plazo, movilizará recursos adicionales para países y sectores que los necesiten, tratarán de aumentar el impacto positivo de sus actividades y alinearán sus prácticas empresariales con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.