15 de agosto de 2020
22 de marzo de 2020

Autónomos piden a los ayuntamientos medidas sociales y fiscales para empresas locales

Autónomos piden a los ayuntamientos medidas sociales y fiscales para empresas locales
Un empleado de un bar en la Plaza Mayor de Madrid comienza a recoger la terraza un día antes de que se cierre toda la hostelería para frenar contagios por coronavirus, en Madrid - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS

El coronavirus en España y en el mundo, en directo

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), a través de su secretaria general, María José Landaburru, ha facilitado al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, un Plan de Rescate al Autónomo consistente en un paquete urgente de medidas sociales y fiscales que puedan emprender las entidades y empresas locales, a fin de lograr "que nadie se quede atrás" en esta crisis generada por la pandemia del nuevo coronavirus.

Para la Unión de Autónomos, las administraciones públicas deben aplicar con urgencia las medidas económicas prioritarias para hacer frente al impacto que el coronavirus está teniendo en las pymes y autónomos, sobre todo en los sectores como el comercio, hostelería, restauración o los servicios.

Entre las medidas propuestas en ese Plan de Rescate, se contemplan: la creación de una Oficina de Impacto Social y Económico por la Crisis del Covid-19; la suspensión y aplazamiento de tributos municipales; la exención del pago de la tasa de recogida de residuos para comercios, empresas de restauración, autónomos y pymes afectadas; la devolución de la tasa de instalación de terrazas y veladores; y la continuidad por decreto de todos los contratos públicos, vinculada al mantenimiento del empleo por parte del autónomo o pyme contratista.

Además, la UATAE pide la suspensión de multas de aparcamiento en zonas de acceso limitado al estacionamiento; el pago inmediato de facturas pendientes de abono a proveedores; un Plan de Choque en Defensa del Pequeño Comercio; medidas sociales para los autónomos vulnerables (ayudas para alquileres, hipotecas u otros gastos asociados a su actividad); el impulso de microcréditos para el autónomo; y la defensa del taxi como servicio público, promocionando su actividad ligada al apoyo de los servicios de teleasistencia, ayuda a domicilio o reparto de comidas para población vulnerable.