26 de noviembre de 2020
24 de abril de 2006

Autostrade rechaza que la fusión con Abertis sea una venta "encubierta"

Autostrade rechaza que la fusión con Abertis sea una venta "encubierta"

ROMA, 24 Abr. (EUROPA PRESS/C. Giles) -

El presidente de la compañía Autostrade, Gian María Gros-Pietro, aseguró hoy en Roma que la fusión con el grupo Abertis no es una venta "encubierta", a pesar de las críticas procedentes del mundo político italiano.

Gros-Pietro declaró que "no hay más acuerdos entre los socios que los que se hicieron públicos". "Si el mundo político juzga la operación con mayor apertura de mente, se dará cuenta que se trata de una operación muy importante entre estos dos países", añadió el presidente de Autostrade.

Durante la rueda de prensa convocada para presentar el nuevo grupo, que mantendrá el nombre de Abertis, su presidente, Isidro Fainé, añadió que la operación es un "desafío para convertirse en el primer grupo de infraestructuras a nivel europeo y después en el mundo".

Gros-Pietro explicó que la unión entre ambas compañías es una "alianza estratégica". "La fusión es entre los dos 'holding', mientras que las respectivas sociedades pertenecientes a los grupos seguirán con la estructura que tienen y con el personal que tienen", y añadió que no hay motivo de preocupación, pues "no está prevista ninguna reestructuración".

El presidente de Autostrade dijo además que el objetivo es "recoger el capital al coste más bajo, ser más eficaces y poder construir obras a menor coste". "Somos los dos líderes en Europa (...) la expansión a nivel mundial tiene una competencia increíble, y si no hubiéramos realizado este proyecto, nos hubieran adelantado", explicó.

Durante la explicación del proyecto, se recordó que "la operación es una fusión igualitaria, con un intercambio de una acción por otra, mientras que la distribución del dividendo extraordinario a los accionistas de Autostrade será del 3,75 euros por título, lo que permite agrupar los valores de las dos sociedades". Para los socios "el único vínculo introducido en la nueva entidad es la recíproca relación que confirma la voluntad de permanecer durante largo tiempo", añadió Gros-Pietro.

BARCELONA REPORTA VENTAJAS FISCALES

Sobre la elección de Barcelona como sede del nuevo grupo, el administrador delegado de Abertis, Salvador Alemany, declaró que tras varios estudios se prefirió la ciudad española por tener "un sistema fiscal más eficaz".

El presidente Abertis añadió que el nuevo grupo está interesado, además de en las autopistas, en las infraestructuras de los aeropuertos, entre las que se vive un momento de privatización, así como en las comunicaciones, la difusión digital y los aparcamientos, y afirmó que por ahora no se sabe cuál será el primer proyecto en común.

La nueva Abertis prevé elevar un 5% anual su dividendo a los accionistas y ejecutar las inversiones anunciadas y comprometidas a medio plazo por cada una de las compañías en los países en que están presentes, y que suman 14.000 millones de euros. De este importe total, 10.000 millones de euros corresponden al plan de mejoras en la red italiana ya avanzado por Autostrade y los 4.000 millones restantes se invertirán en España y Francia.

Asimismo, entre otros objetivos, la nueva Abertis pretende que con sus nuevas autopistas "se reduzcan las cifras de los accidentes de tráfico", el consumo energético y el ruido, así como que se desarrolle el sistema de pago electrónico.