16 de noviembre de 2019
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 15 de julio de 2008

    Balanzas.- CyL tacha los datos de innecesarios ya que enfrentan a las CCAA y sólo son una excusa para nacionalistas

    Rechaza valorar los resultados de una mera operación matemática y advierte de que no tienen nada que ver con la financiación autonómica

    VALLADOLID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, tachó de "innecesarios" e "intrascendentes" los datos hechos públicos hoy por el Ministerio de Economía y Hacienda sobre las balanzas fiscales de las diferentes comunidades autónomas y advirtió de que estos estudios sólo conseguirán enfrentar a las regiones españolas entre sí y servir de "excusa" a los intereses de los partidos nacionalistas.

    Así de contundente se pronunció hoy la consejera castellanoleonesa tras conocer el resultado de las seis balanzas fiscales publicadas hoy por el Gobierno de la nación que sitúan un superavit fiscal para Castilla y León en torno a una horquilla de entre el 4,44 por ciento y el 7,68 por ciento sobre el Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad.

    En declaraciones a la agencia Europa Press, Pilar del Olmo hizo especial hincapié en la necesidad de desligar los datos de las balanzas fiscales, que, a su juicio, sólo responden a "un ejercicio inútil" puesto que no hay una metodología consensuada al respecto, de la necesaria negociación de la financiación autonómica.

    "Pensar lo contrario sería llegar a un absurdo", consideró la consejera, para quien la próxima comparecencia en el Congreso del ministro del ramo, Pedro Solbes, para hablar de las balanzas fiscales "no tiene ningún sentido". En este sentido, le recomendó que se centre en la crisis "porque no vemos que las pocas medidas que ha adoptado estén dando resultados".

    "Es un ejercicio totalmente extravagante que lo único que da lugar es a dar excusa a alguna comunidad autónoma de manera torticera para reivindicar ahora, justo en estos momentos, que necesita más financiación autonómica", cuestionó Pilar del Olmo, que recordó el apoyo de los partidos nacionalistas al actual Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, lo que, según apuntó, le llevó a comprometer la publicación de las balanzas en su discurso de investidura.

    "ENFRENTAR A ESPAÑA CON ESPAÑA"

    Del Olmo advirtió al Gobierno de la nación de que la publicación de estas balanzas sólo conseguirá enfrentar "a España con España y exigir deudas a España cuando todos estamos dentro del estado español" por lo que insistió en acusar al Ejecutivo central de haber propiciado "agravios comparativos" entre comunidades.

    La consejera de Hacienda lamentó también el "desgaste de recursos públicos" realizado por el Gobierno de la nación para la publicación de estas balanzas fiscales en un momento de crisis económica y consideró que ese dinero se podría haber destinado a otros objetivos, como apoyar las necesidades de gasto de las comunidades autónomas, entre las que citó los factores de dispersión y de superficie para Castilla y León con un peso del 20 por ciento en el gasto.

    Por otro lado, Pilar del Olmo recordó que el sistema tributario de España se rige por un principio de progresividad, contemplado incluso en la Constitución Española, que regula que los que más tienen sean los que más paguen al Estado, por lo que insistió en que no era necesario publicar ahora esas balanzas fiscales.

    Del mismo modo, aclaró que no son los territorios los que contribuyen al sistema fiscal español sino que son los ciudadanos "que pagamos todos conforme a nuestra capacidad económica, renta y riqueza".

    "SOMOS PRODUCTO DE LA HISTORIA"

    La consejera de Hacienda cuestionó también la decisión del Ministerio de elaborar las balanzas fiscales de las comunidades autónomas sobre los datos económicos del ejercicio de 2005 y no de otros años. "Somos producto de la historia española, no puede haber un corte....", añadió Del Olmo, que en su crítica a la publicación hoy de las balanzas fiscales apeló también a la relación de los ciudadanos con independencia a la comunidad autónoma en la que vivan.

    "La única relación no es la de ingreso y gasto fiscal. Hay relaciones comerciales y relaciones financieras que aportan otro tipo de conclusiones", continuó la consejera, quien recordó que hay comunidades, como Cataluña, que "supuestamente" tienen déficit fiscal pero que arrojan un "gran superávit comercial", que cifró en un total de 19.944 millones, y que ha favorecido la instalación de empresas y la creación de empleo y riqueza.