24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 15 de junio de 2014

    Bankia tiene 800 directores de oficinas menos tras dos años de reestructuración

    MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Bankia cuenta en la actualidad en su plantilla con 800 directores de oficinas menos que hace dos años, cuando inició el proceso de reestructuración tras su nacionalización. Además, 5.000 empleados han cambiado de responsabilidades.

    Así lo pone de manifiesto el director general de Personas, Medios y Tecnología de Bankia, Antonio Ortega, en una entrevista a la revista Forbes, recogida por Europa Press.

    El encargado de pilotar la mayor reestructuración de una entidad financiera que se ha producido nunca en España explica que el plan acordado con Bruselas para liberar la ayuda exige también la salida de 6.000 personas.

    "Hasta 500 personas han salido con trabajo y otras 1.300 lo han hecho por la venta de sociedades participadas. De los 4.200 restantes, el 86% corresponde a bajas voluntarias", indica, para después poner en valor que los trabajadores que permanecen en Bankia han renunciado a la retribución variable y a las aportaciones al plan de pensiones durante dos años.

    "Nuestros trabajadores han recuperado el orgullo de trabajar en Bankia, están convencidos de que el proyecto va a aportar valor a la sociedad", afirma Ortega.

    El director general de Personas, Medios y Tecnología de Bankia enfatiza que la "obsesión" en la entidad sigue siendo la eficiencia. "En esta casa tenemos una revisión permanente de cada línea de gasto y de inversión", afirma al ser preguntado sobre si está terminado el ajuste.

    "Queremos ser un banco excelente, y eso significa clientes muy satisfechos, control de riesgos y reconocimiento social", asegura. En este sentido, Ortega considera que el público informado "valora bien" la entidad nacionalizada. "Ese terreno está casi ganado", indica basándose en el "éxito" de la venta del 7,5% de la participación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

    "Y la competencia nos respeta más", subraya. Eso sí, asegura que todavía queda un "largo camino por recorrer" para mejorar la imagen de Bankia en el público en general.