15 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 11 de octubre de 2018

    Bankinter cree que las carteras inmobiliarias de El Corte Inglés y Merlín no tienen un encaje fácil "a priori"

    MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Bankinter considera que las carteras inmobiliarias de El Corte Inglés y Merlín Properties no tienen un encaje fácil "a priori", lo que exigiría ser "muy selectivo" en la adquisición por parte de la socimi que dirige Ismael Clemente.

    Según un informe del banco, Merlín Properties quiere crecer en activos logísticos (que actualmente representan un 7% del valor de su cartera) y los activos inmobiliarios de El Corte Inglés están focalizados en un 87,5% en centros comerciales, algunos de los cuales son actualmente improductivos y difíciles de reconvertir en otra tipología de activos por su construcción sin ventanas.

    Pese a ello, la socimi participada por el Santander podría conseguir un precio de adquisición "todavía razonable" para algunos activos, debido a que al gigante de la distribución le interesa la venta para recortar su deuda de 4.000 millones de euros en un 50% antes de que termine su ejercicio fiscal, en febrero de 2019, según recoge el informe de Bankinter, que afirma que El Corte Inglés busca obtener una calificación de 'investment grade' para reducir los costes de sus emisiones de deuda.

    En concreto, El Corte Inglés, con una cartera inmobiliaria compuesta por 94 propiedades y valorada en 17.144 millones de euros, y Merlín Properties han mantenido conversaciones para una alcanzar una posible alianza en el ámbito logístico, sin que por el momento se haya alcanzado algún acuerdo.

    "Merlín y El Corte Inglés han mantenido conversaciones muy preliminares sobre ciertos activos logísticos u operaciones conjuntas en el ámbito logístico, sin que se haya alcanzado acuerdo alguno a la fecha de esta comunicación", ha reconocido este jueves la socimi a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

    Según señala Bankinter en su informe, la propuesta actual de Merlín Properties consistiría en la adquisición de una parte de los activos inmobiliarios y firmar un contrato como gestor de la cartera.